El Supremo aumenta las condenas a 4 responsables de la macroestafa de la inmobiliaria CPV por su "especial gravedad"

MADRID, 21 (EUROPA PRESS)

La Sala Segunda del Tribunal Supremo ha estimado el recurso interpuesto por la Fiscalía contra la sentencia de la Audiencia Provincial de Madrid que condenó, en enero de 2008, a seis responsables de la promotora Comercializadora Peninsular de Viviendas (CPV), por entender que la pena por estafa debe ser "agravada por recaer sobre viviendas y revestir especial gravedad".

CPV, que se constituyó en diciembre de 1997, cerró sus oficinas en 2002 dejando a casi 2.000 personas sin piso en los planes Actuación Urbanística de los barrios del norte de Madrid, pese a que las familias habían adelantado parte del dinero de la compra de las viviendas, que no se llegaron a construir.

Ahora, el Supremo aumenta de 10 años y medio, a 12 años, la prisión impuesta al accionista mayoritario de la compañía Francisco García Moreno por un delito de estafa agravada, y aumenta igualmente de 8 a 10 años la pena de cárcel que la Audiencia de Madrid impuesta a dos de sus hijos Francisco Javier y Miguel Angel, así como a un amigo de estos, Miguel Angel Morillo, que ejercieron de administradores de la inmobiliaria.

(Habrá ampliación)