El TS confirma una pena de 30 años de cárcel para el grapo Silva Sande por ordenar el asesinato de un médico en 1990

Se trataba del jefe del equipo de facultativos que trataba a los presos de la organización en huelga de hambre

MADRID, 27 (EUROPA PRESS)

La Sala de lo Penal del Tribunal Supremo ha confirmado la condena a 30 años de cárcel impuesta Fernando Silva Sande, miembro de los Grupos Revolucionarios Antifascistas Primero de Octubre (GRAPO), por ordenar en 1990 el asesinato del doctor José Ramón Muñoz, jefe del equipo médico que trataba a los presos de la organización en huelga de hambre.

La Sala desestima todos los motivos del recurso de casación presentado por Silva Sande. Subraya que la prueba básica sobre la que se basó la Audiencia nacional es la declaración durante el juicio oral de Guillermo Vázquez Bautista, condenado como autor material del asesinato, quien en sus primeras declaraciones policiales y judiciales afirmó haber actuado por orden de Silva Sande.

"La existencia de prueba de cargo es evidente, puesto que el autor material de los hechos había declarado en la causa acerca de la participación del recurrente como quien da la orden de proceder a la comisión del asesinato, y aunque se retracto en el juicio oral, su declaración fue incorporada a través del interrogatorio, aludiendo haberla prestado bajo torturas, lo que no mereció credibilidad por parte del Tribunal ante la ausencia de cualquier indicio de tal cosa (...) y teniendo en cuenta que sus declaraciones policiales fueron ratificadas y matizadas ante el juez de instrucción", dice la sentencia.

La resolución, de la que ha sido ponente el magistrado Miguel Colmenero, añade que el existe un segundo elemento de prueba: el hallazgo en poder de Silva Sande de una pistola que resultó ser la empleada en el asesinato.

"Es este un dato que relaciona directamente al recurrente con la ejecución del hecho a través del acceso evidente al arma empleada, y desde esa perspectiva refuerza o corrobora la versión incriminatoria del testigo", añade la resolución del alto tribunal.

La revisión del caso, para la que inicialmente se había señalado una vista pública, se produjo el pasado 24 de marzo finalmente a puerta cerrada a petición del condenado y después de que la Fiscalía aceptara dicho cambio.

HECHOS.

La sentencia de la Audiencia Nacional, que ahora deviene en firme, consideró probado que Silva Sande ordenó a los también integrantes de la organización terrorista Guillermo Vázquez Bautista y María Jesús Romero Vega a que dieran muerte al doctor Muñoz Fernández, que fue asesinado el 27 de marzo de 1990 de tres disparos en la consulta que tenía en el paseo de la Constitución de Zaragoza.

El tribunal, integrado por los magistrados Ángel Luis Hurtado, Julio de Diego y Fermín Echarri, condenó a Silva Sande por un delito de asesinato en calidad de autor por inducción a partir del testimonio incrimina torio que realizó Vázquez Bautista ante la policía y el juez de instrucción.

Los magistrados de la Audiencia Nacional tuvieron en cuenta la prueba pericial practicada durante el juicio, que acredita que en la vivienda que Silva Sande ocupaba antes de su detención se encontró la pistola semiautomática marca Star que fue utilizada en este asesinato.