El TS reduce a 4 meses de prisión la condena para un ex edil de Marín (Pontevedra) por agredir a un constructor en 2004

Protagonizaron una pelea en dependencias municipales al pasar antes el edil que el otro implicado al despacho del arquitecto técnico SANTIAGO DE COMPOSTELA, 10 (EUROPA PRESS) El Tribunal Supremo (TS) redujo a cuatro meses de prisión la condena para el ex concejal de Marín (Pontevedra) Santiago Pazos Moreira por agredir en 2004 al constructor Antonio Dasilva Santiago durante una pelea que protagonizaron en las dependencias municipales. Así, la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo considera a Santiago Pazos Moreira como autor responsable de un delito de lesiones, por lo que le condena a cuatro meses de prisión, según el fallo judicial al que tuvo acceso Europa Press. La Audiencia Provincial de Pontevedra le impuso un año y nueve meses de cárcel en noviembre de 2007 por un delito de lesiones. Además, en concepto de responsabilidad social fue condenado a indemnizar a Antonio Da Silva Santiago con 20.785 euros por los daños y perjuicios sufridos. HECHOS La pelea se remonta, según los hechos probados recogidos en la sentencia, a las 13.00 horas del día 9 de febrero de 2004 tras haber entrado el concejal Marín Santiago Pazos Moreira en el despacho del arquitecto técnico del citado Ayuntamiento, Modesto Rivas Navarro, pasando por delante de Antonio Dasilva Santiago, quien estaba a la espera de ser atendido. El constructor entró en la dependencia "reprochando a Santiago Pazos que no hubiera respetado su turno". Por tal motivo surgió "una breve discusión" entre ambos, en el curso del cual Santiago Pazos solicitó a Antonio Dasilva que saliera del despacho del arquitecto. Al negarse éste, el edil, "motivado por la animadversión que ambos se profesaban", según el documento judicial, propinó a Antonio Dasilva, "bien un violento empujón, bien un golpe en la mandíbula izquierda, lo que hizo, por la fuerza empleada en ello, que saliera impulsado hacia atrás y cayera contra la mesa primero y luego al suelo del despacho situado en frente al del arquitecto". Dasilva se levantó "quejándose a gritos por la agresión recibida" y, sujetando con las manos su cabeza y cara, se dirigió hacia el despacho del arquitecto comenzando a golpear primero en el cristal de la mampara, para luego propinar una patada en la puerta de entrada sin lograr abrirla, pero lo consiguió manualmente. Cuando entró en el despacho, Santiago Pazos Pazos y Antonio Dasilva "se enzarzaron en una pelea en el curso de la cual chocaron contra algún mueble y se cayeron al suelo". El arquitecto municipal y otro empleado del Ayuntamiento procedieron a separarlos. LESIONES La sentencia judicial recuerda que Antonio Da Silva Santiago sufrió lesiones consistentes en fractura de cráneo; fractura de tibia y peroné derecho; y traumatismo de articulación témporo-mandibular izquierda. Para su curación, que tuvo lugar a los 269 días, necesitó varias asistencias y tratamiento quirúrgico. Durante dicho periodo permaneció ocho días en ingreso hospitalario y 77 imposibilitado para desempeñar sus tareas habituales. Por su parte, Santiago Pazos Moreira sufrió, según señala la sentencia judicial, contusión costal izquierda y esguince del cuarto dedo de la mano derecha, de carácter leve, requiriendo veinte días de curación, periodo "que no le supuso incapacidad para desempeñar sus tareas habituales".