Granados se compromete a que las obras de los juzgados de Plaza de Castilla empiecen antes de verano

Anuncia que "en dos semanas" saldrá una Bolsa de Empleo "específica" para Justicia y el personal tenga mayor preparación

MADRID, 28 (EUROPA PRESS)

La remodelación de los juzgados ordinarios de Plaza de Castilla comenzará antes de verano para que durante esta estación esté, al menos, resueltos los problemas de climatización que sufre el edificio, según anunció hoy el consejero de Presidencia, Justicia e Interior de la Comunidad de Madrid, Francisco Granados.

Tras su reunión con el juez decano de Madrid, José Luis González Armengol, Granados se comprometió a resolver de forma "rápida" los problemas que tienen los juzgados de Plaza de Castilla desde el punto de vista de la climatización, y los de algunas de las dependencias "que no se encuentran en las mejores condiciones y que hace que los trabajadores y los funcionarios tampoco estén trabajando en las condiciones idóneas".

"Hay un compromiso por nuestra parte de iniciar un proceso de rehabilitación del edificio, empezando por la climatización, pintura y algo de mobiliario y otras dependencias que requieren un tratamiento más agresivo y más rápido", aseveró Granados, quien indicó que el presupuesto para todas las soluciones que plantean, incluidas estas obras, no está concretado.

No obstante, aseguró que desde la Dirección General se van a poner a hacer cálculos pero que lo que está claro es que se abordará todo lo que sea necesario para que "antes del verano", el tema de la climatización esté terminado. "Hay que acometerlo y lo tenemos que hacer inmediatamente", subrayó el consejero de Justicia madrileño.

Por otro lado, anunció que para solucionar los problemas de falta de personal y de interinidad, en "un par de semanas" se creará una bolsa de empleo específica para Justicia "que supondrá que el personal interino que llega a los juzgados tengan una mayor preparación y una mayor cualificación".

"Tenemos que dar respuesta a estos problemas", insistió Granados, quien explicó que durante la reunión con el Partido de Justicia de Madrid, también se ha tratado la cuestión de la dispersión de sedes judiciales, "y lo que eso supone desde el punto de vista de carga de trabajo, de problemas en el transporte de documentos y de seguridad en la recepción de documentos por el elevado volumen".

Por ello, anunció que en "muy pocos días", el Gobierno regional, "que tiene la obligación de hacerlo", presentará distintas soluciones a esta dispersión, que pasan por la unificación de las sedes por jurisdicciones.

En este sentido, se manifestó González Armengol, quien también se refirió a los problemas generados con el hecho de que "Madrid es una zona de paso", y a la hora de sustituir a un interino, hay que recurrir a la sustitución externa del funcionario. Por ello, manifestó su agrado por que se vaya a intentar hacer una programación de bolsa de empleo "para darles y dotarles de una preparación específica informática y de conocimientos jurídicos para que la complejidad del trabajo que tramitan los juzgados madrileños salga en las optimas condiciones".

30 JUECES Y UN JUZGADO DE GUARDIA PARA SEGURIDAD VIAL

Ante la situación que atraviesa la Justicia madrileña en cuanto a los problemas de personal, el juez decano de los madrileños exigió de cara al año que viene la presencia de 30 jueces más "para que el trabajo sea atendido". Estos se repartirían en los juzgados civiles, mercantiles, y de lo penal "donde se ha producido un cuello de botella importante", señaló.

"Estamos a las puertas de una modernización de la Oficina judicial...vamos a dejarnos de pruebas piloto", añadió el magistrado, quien insistió en que lo mejor es que a primeros de enero, cuando se hagan las primeras implantaciones de esta Oficina, en lugar de hacer peticiones de juzgados, se mejore la plantilla de jueces para "evitar las dilaciones que están generando inseguridad jurídica".

Por otro lado, pidió que a los seis juzgados de guardia que ahora mismo tiene Madrid se le suma uno nuevo para Seguridad Vial, dado el incremento de la carga de trabajo en esta materia.

En la misma dirección, también reclamó que como "servicio público", se fijen unas tasas judiciales para que les llegue a la Administración de Justicia de Madrid algo del dinero que recauda con su trabajo. "El dinero que se recauda pasa a las arcas del Tesoro Público y desgraciadamente no hay un retorno de todo ese tipo de dinero generado por la Administración de la Justicia a la Justicia madrileña", lamentó.

Por ello, mencionó que "hay que empezar a lanzar el guante" para la fijación de estas tasas y que una cantidad importante o la totalidad de la misma "tenga su repercusión directa en el ámbito de la Justicia, garantizando, respetando y salvaguardando el derecho de Justicia gratuita para aquellas personas que carezcan de los recursos convenientes", concluyó.