Gürtel.- PP destaca la "estrecha vinculación" de Garzón con el PSOE desde 1993 y su "interés coincidente" en implicarle

En su escrito de recusación del juez, los 'populares' recalcan que la cacería con Bermejo evidencia la "connivencia" entre ambos MADRID, 12 (EUROPA PRESS) El PP sostiene en su escrito de recusación del juez de la Audiencia Nacional, Baltasar Garzón, que el magistrado ha demostrado una "enemistad manifiesta" contra su partido y, para justificar este hecho, repasa su "estrecha vinculación" con el PSOE desde 1993, año en que formó parte de la lista de los socialistas por Madrid como número dos. Es más, subraya que la cacería del pasado fin de semana evidencia el "interés coincidente" entre el PSOE y el magistrado. La portavoz del Grupo Popular en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría, y el coordinador de Justicia y Libertades Públicas del PP, Federico Trillo, presentaron este mediodía en la Audiencia Nacional un escrito de personación en la causa que instruye Garzón sobre una presunta trama de corrupción, conocida como 'Operación Gürtel', y otro escrito de recusación del juez. En este último escrito, el primer partido de la oposición señala que, desde que se hicieron públicas las detenciones en la operación Gürtel, este caso se ha planteado como "una causa general contra el PP". "No es la primera, ni precisamente la única ocasión en la que el magistrado al que recusamos, exhibe su estrecha vinculación con el PSOE y sus distintos gobiernos de la nación y su permanente animosidad contra el PP", recalca. FUE NÚMERO DOS DEL PSOE EN LISTA DE MADRID. En este punto, recuerda cómo se acordó, en una reunión "campestre" en la finca Quintos de Mora con el actual presidente del Congreso, José Bono, "como intermediario", que Garzón fuera como número dos en la candidatura del PSOE por Madrid en 1993, detrás de Felipe González. Según añade, Garzón "no tuvo empacho en declarar que su vinculación ideológica, su adhesión personal al socialismo, su correlativa aversión a las ideas adversas, era previa a la incorporación a la candidatura". Esa "animadversión hacia el PP", continúa, se vio en un acto electoral el 4 de junio de 1993 cuando el juez dijo: "Somos la inmensa mayoría los que no queremos que la derecha recobre el poder que ha tenido y ha malgastado, dejemos que la derecha continúe en la oposición esperando a aprender cómo se gobierna. Ya ejercitada la santa indignación, ahora que ejercite la santa paciencia". El PP señala que, a pesar de que Garzón "quedó frustrado al no ser nombrado ministro en el Gobierno subsiguiente, fue compensado con su designación como secretario de Estado Delegado del Gobierno para el Plan Especial sobre Drogas, manteniendo su escaño dentro de la disciplina del Grupo Socialista". CASO DEL LINO. Además, hace mención en su escrito a "procedimientos contra dirigentes" del Partido Popular, como el caso del lino en 1999. También recoge el que tuvo lugar el pasado verano cuando un etarra puesto en libertad sin garantías, según el PP, intentó agredir y amenazar a los concejales 'populares' en Getxo. Señala que el juez siguió entonces de vacaciones, no reaccionó y forzó que se le denunciara. Para los 'populares', toda la trayectoria política del juez tiene "un denominador común incuestionable": su "constante animadversión al PP" manifestada "no sólo en los tiempos de su campaña electoral, en las listas socialistas, sino en cuantas ocasiones ha tenido oportunidad de mostrarla". "Efectivamente, su señoría no ha cambiado ni sus ideas ni sus actitudes", proclama. En su escrito, el PP destaca también el "interés directo del PSOE por utilizar este sumario para manchar el buen nombre del PP y de sus dirigentes" y recalca el "desvergonzado aplauso" a las actuaciones de Garzón, como a su juicio, demuestran las declaraciones que en los últimos días han realizado destacados dirigentes socialistas. Recoge varias de esas manifestaciones, entre ellas, la de José Blanco, que afirmó que "un vendaval de espías y mangones sacude al PP" o que el PP "vomita basura". Según los 'populares', ese tipo de declaraciones "evidencian el interés directo del PSOE en implicar al PP como responsable último de los hechos objeto de las diligencias previas abiertas por el magistrado". LA CACERÍA. Para el PP, la "más grave puesta en escena de esa animadversión e interés coincidente" entre el juez y el PSOE se pudo ver el pasado fin de semana en la cacería en la que participaron el ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo y el magistrado. "El mismo viernes en que se acordaban las detenciones, el juez cenaba con el ministro en el restaurante del Hotel de Val en Andujar (Jaén)", sostiene, para calificar este hecho de "escandaloso". "¿Cabe apariencia más irrefutable de connivencia que la que se ha puesto de manifiesto durante las jornadas cinegéticas?", se pregunta. El PP cree que Garzón ha "traspasado los límites que incluso serían razonables del adversario político para situarse directamente en la enemistad manifiesta". Por todo ello, y dado su "interés directo o indirecto" en la causa, pide que sea apartado del caso y se admita su recusación.