Instituciones Penitenciarias dice que el hombre que quemó a su mujer estaba en libertad condicional

GRANADA, 24 (EUROPA PRESS)

Instituciones Penitenciarias aseguró hoy que el hombre que se suicidó ayer tras intentar quemar a su mujer en un cortijo de La Herradura, en Almuñécar (Granada), cometió los hechos cuando estaba en libertad condicional tras haber cumplido gran parte de su condena de tres años y seis meses en la cárcel de Albolote por un delito contra la salud pública, según señaló a Europa Press una portavoz de este organismo.

Si bien fuentes judiciales informaban a Europa Press que el Juzgado de lo Penal número 1 de Motril lo condenó en 2007 a tres años y medio de prisión por un delito contra la salud pública y que el individuo gozaba de un permiso penitenciario, fuentes de Instituciones Penitenciarias señalaron que este hombre estaba en libertad condicional.

La mujer, que resultó herida leve puesto que no llegó a ser quemada, había sido usuaria del Instituto Andaluz de la Mujer pero por una pareja anterior, sin que conste denuncia contra el hombre que la agredió ayer, según señaló la coordinadora de este organismo, Carmen Solera.

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 2 de Almuñécar (Granada) ya imputó además en 2004 un delito de violencia de género contra el ya fallecido, aunque, sin embargo, archivó el caso al negar la víctima haber sido agredida.

En ese año los vecinos de la pareja alertaron a la Guardia Civil de que al parecer éstos se estaban peleando y, aunque la mujer se negó a denunciar y lo negó todo, los agentes decidieron abrir diligencias de oficio.

Fue entonces cuando el Juzgado llamó a declarar a la mujer como posible perjudicada y al hombre como imputado, pero ninguno de los dos reconoció la existencia de violencia alguna. Incluso, la mujer no quiso ser reconocida por el médico forense para determinar posibles lesiones, por lo que el caso fue sobreseído por el juez con el consentimiento de la Fiscalía.

Tras los hechos acontecidos ayer, la mujer, que resultó herida leve, fue trasladada al Hospital Santa Ana de Motril, donde fue atendida por presentar una herida inciso-contusa en el cuero cabelludo, que requirió puntos de sutura, y erosiones en cuello y muñeca. Los facultativos pudieron además comprobar que estaba rociada con un líquido que podría ser gasolina, aunque no llegó a ser quemada con él.

Los hechos sucedieron sobre las 17,30 horas, cuando el hombre se dirigió hasta el mercado municipal de La Herradura para encontrarse con la víctima, una mujer de 37 años a la que "agredió en la cabeza y el hombro" para después rociarla con gasolina.

El presunto agresor intentó entonces prender fuego a la mujer, tras lo cual abandonó el lugar de los hechos y se dirigió a un cortijo cercano, al parecer de un familiar, donde ha sido encontrado ahorcado sobre las 19,30 horas de la tarde. La unidad judicial de la Policía Nacional se ha hecho cargo de la investigación, que continúa abierta.