Jueces de Palma se sumarán a la huelga del 26 de junio si no se producen cambios en las negociaciones con Caamaño

El juez decano de Palma critica que no ha existido un avance "sustancial" en las reivindicaciones de los magistrados

PALMA DE MALLORCA, 29 (EUROPA PRESS)

Los jueces de la Junta General de Palma se sumarán a la huelga prevista el próximo 26 de junio en caso de que no se produzcan cambios "significativos" en las negociaciones con el ministro de Justicia, Francisco Caamaño, unos contactos que los magistrados calificaron hoy de "negativos" ya que no ha existido un "avance sustancial" en las reivindicaciones de la judicatura, como son el incremento de la plantilla judicial y de su presupuesto, por lo que no descartan secundar el paro convocado para el próximo mes.

Así lo señaló hoy el decano de los jueces de la capital balear, Francisco Martínez Espinosa, tras la reunión mantenida por 33 de los 59 jueces unipersonales que integran el partido judicial de Palma para valorar las negociaciones con Caamaño desde que accedió al cargo, y en ese sentido apuntó que se ha avanzado en aspectos puntuales, como los relacionados con el traslado forzoso de los magistrados o las vacaciones, pero "mucho deben cambiar las cosas si se quiere dar un servicio adecuado a la ciudadanía", espetó.

A lo que se suma, recriminó, la sobrecarga actual de trabajo de la judicatura así como las consecuencias de la crisis económica, que implican que "muchos" juzgados "hayan llegado al colapso" y se perciba "un fracaso en el servicio de una justicia de calidad". Es por ello que instó a las asociaciones judiciales implicadas en el proceso negociador que "redoblen sus esfuerzos reivindicativos", al tiempo que manifestó que los jueces de Palma "quedan abiertos a unirse a la huelga por motivos justificados".

Tal y como indicó Espinosa, los jueces permanecerán a la espera de los resultados de la reunión que mantendrán las asociaciones que conforman la Comisión Interasociativa Permanente -integrada por la Asociación Profesional de la Magistratura (APM), Asociación Judicial Francisco de Vitoria (AJFV), Jueces para la Democracia (JpD) y el Foro Judicial Independiente (FJI)- con el ministro el próximo 8 de junio.

Tras este encuentro, entre el 10 y el 12 de junio la Junta General de Jueces de Palma mantendrá una nueva reunión para valorar los avances llevados a cabo y si definitivamente se suman a la huelga, según apuntó el decano, quien incidió en que los jueces "están enfrentados a una carga de trabajo insoportable que no se está atendiendo".

Cabe recordar que la carrera judicial demanda un incremento retributivo de un 3,5 por ciento, un ratio de jueces como el de la media europea, es decir, 20 por cada 100.000 habitantes y controlar la agenda de los señalamientos, entre otras reivindicaciones. El principal caballo de batalla para la mayoría de la Judicatura es no perder la potestad de señalar las vistas, una facultad que prevé arrancar la Oficina Judicial a favor de los secretarios judiciales.

Asimismo, las demandas de la Judicatura pasan por la instauración de la nueva oficina judicial, la implantación en los juzgados de las nuevas tecnologías, el establecimiento de una carga máxima de trabajo razonable que pueda asumir cada juez, la adopción de medidas necesarias para la conciliación de la vida laboral y familiar de los magistrados y una adecuación de las retribuciones que perciben.