La abogada de la esposa de Regadera dice que el juez decano recibió un "trato preferencial"

BARCELONA, 30 (EUROPA PRESS)

La defensa de Maria Rosa I.M., esposa del juez decano de Barcelona, José Manuel Regadera, cree que el magistrado recibió un "trato preferencial y muy especial" por parte de los Mossos d'Esquadra y de la juez que asumió las denuncias cruzadas por violencia doméstica interpuestas por ambos miembros de la pareja tras una pelea conyugal el 2 de abril.

La abogada Cristina Cano consideró hoy en rueda de prensa que "lo normal hubiese sido que Regadera hubiera estado dentro de las dependencias policiales la noche de los hechos".

Además, reveló que la noche del 3 de abril, tras declarar en el juzgado, Maria Rosa I.M. recibió llamadas de magistrados para que quitara la denuncia.

La letrada explicó que Maria Rosa I.M. "fue reconocida" por unos médicos y trasladada a una conocida clínica de Barcelona la noche del 2 de abril. Regadera, en cambio, no "fue visitado" por ningún médico ni quiso hacer ninguna reclamación.

No obstante, se mostró sorprendida por la valoración que el forense hizo del juez decano, ya que éste, según ella, no aportó ninguna documentación pero el médico le reconoció unas lesiones muy similares a las de la mujer.

Ante los rumores que ponen en duda la agresión a la mujer, Cano reiteró que su clienta "sufrió un maltrato", y que los arañazos que presenta Regadera fueron "en defensa" de los ataques de que fue víctima la mujer, por lo que ella es "absolutamente inocente".

La defensa de la mujer aportó el parte médico del Sistema de Emergencias Médicas (SEM), el de la clínica y el informe forense, que detallan lesiones leves como hematomas y contusiones en la frente y el brazo, así como la declaración de la mujer ante el Juzgado de Violencia Doméstica número 3 de Barcelona el 3 de abril.

Maria Rosa I.M., según su abogada, "cree en la Justicia" y asegura que no ha interpuesto la denuncia como "venganza" por la demanda de divorcio que Regadera le comunicó el 24 de marzo y que ella también ha solicitado.

La Fiscalía pide nueve meses de prisión para Regadera y siete meses y medio para la mujer. El juicio será el 21 de septiembre en el Juzgado Penal número 16 de Barcelona y si Regadera es condenado a prisión podría perder su condición de juez.