La Academia de Policía de la Comunidad estrena un aula judicial para reforzar la formación jurídica de sus agentes

El aula simula un juzgado y los agentes reproducirán situaciones prácticas ajustadas a los delitos más comunes

MADRID, 5 (EUROPA PRESS)

El consejero de Presidencia, Justicia e Interior del Gobierno regional, Francisco Granados, presentó hoy en la Academia de Policía de la Comunidad de Madrid el nuevo 'Aula Judicial', unas instalaciones pioneras en España donde los alumnos podrán adquirir conocimientos y habilidades para optimizar las actuaciones policiales y sus relaciones profesionales con los órganos judiciales.

Según explicó el consejero, esta iniciativa se enmarca en el convenio firmado con el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) por el cual se van a desarrollar diversas actividades de colaboración para mejorar la formación jurídica de los agentes, "fundamental en la mejora de la seguridad de todos los madrileños".

"El 'Aula judicial' va a ser fundamental y va a permitir que los policías aprendan a redactar los atestados de manera que sirvan para el esclarecimiento final de los hechos que se produzcan, su defensa en el juicio y la colaboración con la Administración de Justicia", indicó. Granados señaló que la Policía Local cada vez hace más labores de Policía Judicial, "y más que desarrollarán en el futuro".

La Academia ha detectado un déficit entre los agentes a la hora de explicar atestados y delitos durante sus asistencias y declaraciones a juicios y diligencias en calidad de detenidos. Hasta ahora no contaban con formación específica para poder trabajar con soltura en este ámbito.

APOYO DE JUECES Y DECANOS

Antes de que los agentes y magistrados representaron esta mañana un caso práctico de juicio por hurto, diferentes personalidades del mundo de la Justicia de Madrid aplaudieron, en un vídeo elaborado por la Academia, la puesta en marcha del 'Aula Judicial'.

Así, el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) señaló la "estrecha colaboración" del ámbito judicial con la Administración regional en la puesta en marcha de esta medida, cuyo objetivo principal es que los agentes estén preparados "de forma eficaz" en la elaboración de los atestados y actúan de igual manera como testigos en los procedimientos judiciales.

Por su parte, la vocal del CGPJ Gema Gallego Sánchez destacó que los policías locales puedan conocer en las propias dependencias judiciales para aumentar sus conocimientos y sus destrezas a la hora de declarar. Asimismo, el juez decano de Madrid, José Luis Armengol, apostó por buscar "la máxima vinculación y perfeccionamiento" de los elementos judiciales y policiales en el esclarecimiento de las infracciones.

Por otro lado, el magistrado el Juzgado de lo Penal número 4 de Móstoles, José Manuel Vázquez, que hoy presidió la vista del caso práctico para la formación de agentes, resaltó que el principal objetivo del aula judicial es que los policías conozcan que su intervención no acaba con el atestado, "sino que el resultado final dependerá de cómo defienden en el juicio oral el atestado que han confeccionado".

"Existe, dentro de lo que es el gremio policial, la idea de que se hace el atestado y ya se ha acabado la actuación ante la Justicia. No es así, ya que el agente va a ser llamado, en ocasiones, ante la fase de instrucción, y también en la fase de juicio oral para que, bajo los principios de elección, oralidad y publicidad, vuelva a narrar qué es lo ocurrió. Y de esa declaración va a depender cuál es el resultado final del juicio", añadió.

Igualmente, Vázquez indicó que en muchas ocasiones se observan atestados deficientes e insistió en que el policía tenga conocimiento del recurso que se está siguiendo y sepa qué hacer en cada momento. Además, manifestó que los cursos se dirigen a eliminar el miedo escénico de los policías, sobre todo los de nuevo ingreso, "a los que se les nota todavía esa falta de soltura a la hora de actuar ante el órgano judicial".

JUICIOS SIMULADOS Y ESTANCIAS PRÁCTICAS

El aula judicial simula un juzgado cualquiera y en ella los agentes llevarán a cabo supuestos prácticos que reproduzcan la asistencia de los agentes a los juzgados, la elaboración y defensa de los atestados policiales y su redacción. Los supuestos se ajustarán a los delitos o faltas que se repiten más frecuentemente en el trabajo de las policías locales como los relacionados con la violencia de género, hurtos, lesiones, desobediencia o desacato, alcoholemias, accidentes de tráfico, hurtos, propiedad intelectual y salud pública.

"En las cuatro horas de clase podemos hacer tres o cuatro escenificaciones, pero no se pueden atender todos los supuestos que se van planteando. Partimos del tipo delictivo y luego hay un debate sobre el asunto para poner el común las dudas y planteamientos de los agentes", señaló Vázquez.

De igual modo se celebrarán 'juicios' bajo la dirección de los jueces y con la asistencia de un letrado donde los alumnos intervendrán bien como denunciantes, denunciados o testigos de los temas que han tratado en los respectivos atestados. Se dispondrá además de un sistema de vídeo que permita grabar las prácticas para su posterior análisis, lo que permitirá que corrijan tanto los defectos formales como sustanciales que puedan cometer en sus intervenciones.

Además, se prevén estancias prácticas de los agentes en los juzgados y tribunales para que conozcan 'in situ' la realización de actividades judiciales como juicios, conformidades etc, para reforzar el trabajo realizado en el curso.

Este curso, pionero en España, ha recibido un total de 300 solicitudes de agentes de Policía Local que se distribuirán en ocho ediciones y cuenta con 20 horas lectivas distribuidas tanto en la parte teórica como en la práctica.