La Audiencia Provincial debate mañana si reabrir o no el 'caso Del Ojo'

GRANADA, 22 (EUROPA PRESS)

La Audiencia Provincial debatirá mañana si reabrir o no el caso que fue archivado por el Juzgado de Instrucción 5 de Granada en el que se investigaba la posible comisión de los delitos de prevaricación administrativa y fraude de subvenciones que se le imputaban al ex diputado del PP José Luis del Ojo, por supuesta contratación irregular de obras municipales en su etapa de concejal de Ogíjares (Granada).

Según confirmaron a Europa Press fuentes judiciales, la decisión que adopten los magistrados, que no celebrarán vista pública, no se dará a conocer hasta dentro de unos días, cuando se sabrá si la Audiencia estima los recursos presentados por la Fiscalía, la acusación particular --que ejerce el Ayuntamiento de Ogíjares-- y la popular --el PSOE de Granada--.

Aunque el juez instructor, José Luis Ruiz Martínez, consideró que no existió "ilicitud de signo alguno" en la realización de obras llevadas a cabo y sólo "anomalías ajenas a la esfera del derecho penal", el Ministerio Público cree que no puede descartarse "en modo alguno" la comisión de supuestos delictivos.

El fiscal indicó en el recurso de apelación presentado que en el asunto archivado hay elementos "probatorios" que evidencian que los delitos "persisten y han sido corroborados a los largo de la instrucción sumarial".

El PSOE también recurrió el sobreseimiento al entender que "difícilmente se puede compartir el criterio de que la sistemática violación de los procedimientos de contratación establecidos por Ley, con grave perjuicio del interés general, con pleno y exacto conocimiento de la ilicitud en sus autores, pueda constituir sólo un ilícito administrativo y mucho menos que con tantos y tan claros indicios ni siquiera se resuelva acordando el enjuiciamiento de estas conductas presuntamente delictivas".

Precisamente, la investigación se abrió a raíz de una denuncia los socialistas contra el ex alcalde de la localidad, Francisco Plata, y Del Ojo, que la Fiscalía consideró "instigador y responsable material de las actuaciones", y que le llevó a dimitir como concejal de Urbanismo en octubre de 2006, cuando señaló que renunciaba su acta "única y exclusivamente" por la "injusta persecución mediática" a la estaba siendo sometido, a su juicio, y que obedecía, según dijo entonces a una "estrategia en la que se han cobrado trofeos sin piezas".