La crisis disparó los casos en los juzgados mercantiles y sociales catalanes en 2008

(Rogamos sustituyan esta noticia por una modificación en el penúltimo párrafo)

BARCELONA, 15 (EUROPA PRESS)

La crisis económica hizo aumentar en 2008 un 40% los asuntos tramitados en los juzgados mercantiles catalanes y un 30% en los sociales respecto a 2007. En concreto, las demandas por despido subieron un 60%, los concursos de creditores un 220% y las ejecuciones hipotecarias un 148%.

Según la memoria presentada hoy por la presidenta del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC), Maria Eugènia Alegret, los asuntos en todos los juzgados catalanes se incrementaron en un 8,3%, llegando a los 1,35 millones, y se resolvieron un 5,1 por ciento más que en 2007.

En números absolutos, los juzgados mercantiles ingresaron 5.375 asuntos el año pasado --1.044 de los cuales fueron concursos de creditores--, las ejecuciones hipotecarias en los juzgados de Primera Instancia alcanzaron las 11.240 y los procedimientos contra arrendatarios llegaron a 15.249 en los mismos órganos.

En los juzgados sociales, ingresaron 24.647 despidos --frente a los 15.433 de 2007-- y 20.768 reclamaciones de cantidades --frente a los 13.587 del año anterior--.

El TSJC concluye que las estructuras judiciales no están preparadas para adaptarse al incremento de asuntos provocado por la crisis, no son flexibles y necesitan mejoras informáticas.

Además de la crisis económica, la mayoría de órganos judiciales también han visto aumentar el número de asuntos ingresados, lo que ha provocado que el 88,4 por ciento de los juzgados estén sobrecargados de trabajo, mientras que en 2007 eran el 73 por ciento de ellos. Por ello, los asuntos pendientes han aumentado un 11,8 por ciento.

Por volumen de trabajo, serían necesarios 166 nuevos órganos, 60 de ellos prioritarios, pero en 2009 sólo se crearán 23.

Las audiencias provinciales tienen situaciones dispares. La de Barcelona vio aumentar un 8,4 por ciento los asuntos penales, pero se mantuvo el nivel de entrada en los civiles. En Girona han bajado un 4 por ciento, mientras que en Lleida y Tarragona han aumentado un 9 y un 6 por ciento, respectivamente.

Los juzgados de violencia sobre la mujer (Vido) han tenido un 14 por ciento más de asuntos, llegando a los 37.340, pero se considera positiva la creación en 2008 de 12 juzgados exclusivos de esta materia.

Los juzgados penales tuvieron un 12 por ciento más de asuntos, influido por los cambios en el Código Penal en materia de tráfico.

En los registros civiles, habitualmente colapsados, ha mejorado la gestión de colas y la informatización, pero el TSJC reclama una mayor rapidez en la tramitación de los expedientes y más inversión del Ministerio de Justicia en personal y medios informáticos.

Uno de los problemas reiterados de la administración de justicia en Catalunya, es la elevada movilidad de sus trabajadores, que provoca que el 42 por ciento de los funcionarios sean sustitutos y el 40 por ciento de los funcionarios sean interinos. En el caso de los jueces, las vacantes alcanzan el 13% y el 71 por ciento de ellos que concursan, piden plaza fuera de Catalunya.

Alegret dijo que "el sistema actual no es sostenible", ya que consiste en que cada vez hay más asuntos y no se crean juzgados suficientes para resolverlos. Por ello, apostó por promover la mediación, limitar el acceso a la justicia gratuita y a los recursos por temas menores y porque algunas faltas penales pasen a ser ilícitos administrativos y no lleguen al juzgado.

Para ello, es necesario, según Alegret, "consenso social y político" para realizar las reformas legales y penales necesarias para salir de esta situación. Recordó también que la reciente huelga de jueces tiene que ser un "toque de atención" para que los políticos hagan las reformas.

Ante la crisis económica, la presidenta del TSJC aseguró que no se puede añadir una "crisis de confianza en la justicia", ya que los ciudadanos se fían de los tribunales a la hora de resolver sus problemas con empresas. Además, aseguró que la crisis no ha desembocado en un incremento de la criminalidad.

Además, dijo que los recientes refuerzos de los juzgados mercantiles se notarán dentro de unos meses.