La Justicia argentina absuelve a una mujer que mató a su marido denunciado por maltratos

  • Buenos Aires, 16 feb (EFE).- Un tribunal argentino absolvió hoy a una mujer que hace dos años mató accidentalmente a su marido, a quien había denunciado en varias ocasiones por los maltratos físicos a los que la sometía.

La Justicia argentina absuelve a una mujer que mató a su marido denunciado por maltratos

La Justicia argentina absuelve a una mujer que mató a su marido denunciado por maltratos

Buenos Aires, 16 feb (EFE).- Un tribunal argentino absolvió hoy a una mujer que hace dos años mató accidentalmente a su marido, a quien había denunciado en varias ocasiones por los maltratos físicos a los que la sometía.

El Tribunal Oral de La Matanza, en la periferia de Buenos Aires, dictó la sentencia después de que la Fiscalía desistiera de acusar a Graciela Aguirre en la primera audiencia del juicio.

"Yo no lo quise matar. Fue un accidente", aseguró Aguirre tras conocer el fallo y mientras un grupo de mujeres la aplaudía en la puerta de la sede de los tribunales.

El fiscal Ariel Panzoni sostuvo que la mujer, de 38 años, actuó "en legítima defensa" contra Ricardo Ávila, quien solía someter a Aguirre y a su hija a frecuentes golpizas.

La defensa agradeció la "honestidad intelectual" del fiscal y subrayó que, de haber primado ese criterio anteriormente, la mujer "no hubiera padecido casi dos años de detención".

En sus declaraciones al tribunal, Aguirre contó los detalles del fatídico 4 de junio del 2007, cuando, en estado de ebriedad, Ávila la amenazó de muerte cuando la mujer estaba con su hija, que hoy tiene 17 años.

"Fue a la cocina, agarró un manojo de cuchillos y al grito de 'te voy a matar' se me vino encima. Yo tomé otro cuchillo y se lo arrojé a lo ciego, sin intención de matarlo", confesó entre llantos la mujer.

Recordó que los maltratos eran "cotidianos" y que varias veces había intentado abandonar a su esposo, aunque dijo que éste la amenazaba con "incendiar la casa" y quitarle a su hija.

La mujer permaneció seis meses detenida en una comisaría, hasta que la justicia aceptó un pedido de la defensa para que cumpliera prisión preventiva en la casa de sus padres, a las afueras de Buenos Aires.