La nueva presidenta de la Audiencia Provincial asegura que "corren tiempos difíciles"

  • Madrid, 20 feb (EFE).- En su toma de posesión como nueva presidenta de la Audiencia Provincial de Madrid, la magistrada Ana Ferrer ha afirmado que "corren tiempos difíciles, la figura del juez se ve en ocasiones cuestionada", pero se ha mostrado optimista: "Son muchos los problemas, pero estoy convencida de que los superaremos".

La nueva presidenta de la Audiencia Provincial asegura que "corren tiempos difíciles"

La nueva presidenta de la Audiencia Provincial asegura que "corren tiempos difíciles"

La nueva presidenta de la Audiencia Provincial asegura que "corren tiempos difíciles"

La nueva presidenta de la Audiencia Provincial asegura que "corren tiempos difíciles"

Madrid, 20 feb (EFE).- En su toma de posesión como nueva presidenta de la Audiencia Provincial de Madrid, la magistrada Ana Ferrer ha afirmado que "corren tiempos difíciles, la figura del juez se ve en ocasiones cuestionada", pero se ha mostrado optimista: "Son muchos los problemas, pero estoy convencida de que los superaremos".

La juez, primera mujer en ocupar la presidencia de la Audiencia madrileña, ha jurado su cargo en una ceremonia presidida por Francisco Vieira, que la precedió en este puesto y que desempeñaba en este acto por primera vez su actual función de presidente del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM).

Ferrer, nombrada presidenta de la Audiencia Provincial por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) tras trece años ejerciendo en ella como juez, ha recordado que este tribunal se enfrenta a muchos problemas, "en general los mismos que soporta la Administración de Justicia".

Entre ellos, ha destacado lo inadecuado de los locales, desperdigados en cuatro sedes distintas, el incremento de la carga de trabajo y el modelo "decimonónico" de la oficina judicial.

Para solucionarlos, ha señalado, "los incrementos de planta, con ser necesarios, no bastan", y ha mencionado medidas como la adecuación de las herramientas informáticas o iniciativas legislativas que racionalicen y agilicen el acceso a la jurisdicción.

Ana Ferrer ha destacado que para conseguir estas mejoras "será imprescindible aunar esfuerzos con todos los colectivos que trabajan y colaboran con la Administración de Justicia" y en concreto, ha pedido el "apoyo" de la Comunidad de Madrid "que estoy segura que conseguiremos".

"Lo que me propongo conseguir como presidenta es que la Audiencia Provincial de Madrid ofrezca no sólo una justicia de calidad, sino la mejor justicia posible", ha señalado.

La nueva presidenta ha concluido sus palabras muy emocionada, indicando que la toga que llevaba hoy puesta tenía 60 años de antigüedad y pertenecía a su padre, Daniel Ferrer, "un gran jurista, magnífico magistrado y buena persona", como ella misma lo definió.

El presidente del TSJM ha cerrado el acto refiriéndose a Ana Ferrer como una persona "rigurosa, capaz, sensata y eficaz" y se ha mostrado convencido de que su trabajo en la Audiencia Provincial será "esencial" para lograr el objetivo común de lograr una Administración de Justicia "ágil, eficaz y al servicio del ciudadano".

A la toma de posesión de Ferrer, celebrada en la sede del TSJM, han asistido autoridades políticas y judiciales, entre ellas la presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre; el consejero de Presidencia, Justicia e Interior, Francisco Granados; la delegada de Gobierno, Soledad Mestre; el Fiscal superior de Madrid, Manuel Moix, y el decano de los juzgados de Madrid, José Luis González Armengol.