Los abogados de De Juana acuden a un experto de la ONU para montar su defensa

  • Belfast (R.Unido), 24 abr (EFE).- Los abogados del ex preso etarra José Ignacio de Juana Chaos, actualmente en libertad vigilada en Belfast y cuya extradición pide España, informaron hoy de que han acudido a un experto de la ONU para reforzar su defensa.

Belfast (R.Unido), 24 abr (EFE).- Los abogados del ex preso etarra José Ignacio de Juana Chaos, actualmente en libertad vigilada en Belfast y cuya extradición pide España, informaron hoy de que han acudido a un experto de la ONU para reforzar su defensa.

El letrado Sean Devine hizo este anuncio en una breve vista celebrada en el Tribunal de Belfast, en la que el juez del caso, Thomas Burgess, fijó la próxima audiencia del proceso para el 11 de mayo, tras una revisión del calendario del pleito.

Burgess tomó esta decisión después de que la defensa pidiera más tiempo para montar su alegato contra el fallo emitido por el magistrado el pasado 10 de marzo.

El juez concluyó entonces que el delito de enaltecimiento del terrorismo que la Justicia española imputa a De Juana es susceptible de extradición, en virtud de la ley británica antiterrorista de 2006.

El magistrado ya había iniciado el pasado 31 de marzo el estudio de las alegaciones de la defensa en contra de la decisión de la Justicia norirlandesa, con vistas a presidir el 14 o el 15 de mayo una vista pública en la que pretendía anunciar una decisión definitiva.

Sin embargo, ese calendario fue cancelado hoy en la sesión que tuvo lugar en la Sala 14 del citado tribunal, donde no se personó el ex jefe del "Comando Madrid" de ETA por tratarse de una cita meramente procedimental, confirmaron a Efe fuentes de la defensa.

El abogado defensor de De Juana, Edward Fitzgerald, tampoco acudió a la vista y dejó el caso en manos de su subalterno, Sean Devine, quien adujo "dificultades para cumplir los plazos".

Devine explicó que dos expertos cuyos servicios se han recabado para reforzar las tesis de la defensa no podían "cumplir el calendario" debido a sus compromisos profesionales, de ahí que solicitara más tiempo al magistrado, quien accedió a la petición.

Entre esos expertos figura Martin Scheinin, especialista de la ONU en derechos humanos y terrorismo, que está evaluando, según Devine, "el impacto del aislamiento y la detención incomunicada" que sufrió De Juana durante dieciocho de sus veintiún años de cárcel en España.

Sin embargo, el juez no quiere más retrasos: "El calendario que barajo -advirtió- es cuestión de semanas, no de meses".

El fiscal de la Corona, Stephen Ritchie, representante de España ante el tribunal norirlandés, no opuso resistencia.

Por tanto, las partes aceptaron verse las caras en otra audiencia procedimental que tendrá lugar el próximo 11 de mayo, a las 12.45 GMT, y en la que debería decidirse la fecha de la vista pública en la que el juez anunciará su resolución final.

Con todo, el proceso puede durar meses, pues, una vez que Burgess responda a las alegaciones, el caso podría pasar en primera instancia al Tribunal de Apelaciones de Belfast y después a la Cámara de los Lores en Londres, máxima instancia judicial británica.

Tras conocer el fallo en marzo, Fitzgerald indicó que en España se está dando un proceso judicial viciado en el que se prejuzga a De Juana y, por consiguiente, se violan sus derechos fundamentales.

Ese argumento forma la base de la oposición de la defensa a la entrega de su cliente, que permanece en Belfast -adonde llegó en agosto pasado procedente de Dublín- en libertad vigilada desde el pasado 17 de noviembre, cuando fue detenido a petición de España.

Fitzgerald también ve "defectuosa", "contradictoria" y "demasiado vaga" la orden europea de detención ("euro-orden") cursada por la Audiencia Nacional española para el arresto del ex preso etarra.

La defensa sostiene que la orden se basaba en informaciones periodísticas que reproducían las palabras de una carta leída por una mujer en el homenaje que se rindió el pasado agosto en San Sebastián a De Juana -ausente en ese acto- tras salir de la cárcel, donde cumplió 21 de los 3.000 años de prisión a que fue condenado por 25 asesinatos cometidos como miembro de ETA.

La Audiencia Nacional cree que puede haber delito en el final de la misiva, atribuida al excarcelado, que reza: "sólo quiero recordar las palabras de un gran hombre y por suerte amigo de este pueblo: '¡Aurrera Bolie!' ('Adelante la pelota', en lengua vasca)", expresión con la que el fallecido histórico dirigente de ETA Domingo Iturbe Abasolo, alias "Txomin", solía terminar sus discursos.

Por eso, el juez Eloy Velasco, de la Audiencia Nacional, pidió la entrega de De Juana, a fin de poderle interrogar sobre la carta.