Obama comienza el proceso para seleccionar al próximo juez para el Supremo

  • Washington, 4 may (EFE).- El presidente de EE.UU., Barack Obama, ha comenzado el proceso para seleccionar al juez que ocupe la vacante que deja el magistrado David Souter en el Tribunal Supremo y se ha puesto en contacto con algunos de los legisladores que deberán confirmar al candidato.

Obama comienza el proceso para seleccionar al  próximo juez para el Supremo

Obama comienza el proceso para seleccionar al próximo juez para el Supremo

Washington, 4 may (EFE).- El presidente de EE.UU., Barack Obama, ha comenzado el proceso para seleccionar al juez que ocupe la vacante que deja el magistrado David Souter en el Tribunal Supremo y se ha puesto en contacto con algunos de los legisladores que deberán confirmar al candidato.

Según informó hoy el portavoz de la Casa Blanca, Robert Gibbs, Obama quiere que el proceso avance con rapidez para poder cumplir su objetivo de que el próximo juez ocupe su cargo para el primer lunes de octubre, cuando el Supremo comenzará su nueva sesión.

El nombramiento del juez requiere la confirmación del Senado, y tanto este foro como la Cámara de Representantes cierran sus puertas durante agosto.

"Nos encontramos con un calendario bastante limitado para conseguir algo antes de que el Congreso cierre sus puertas en agosto", afirmó Gibbs, quien indicó posteriormente que "el proceso tiene que estar bastante avanzado" para finales de julio.

Obama habló hoy por teléfono con dos de los principales miembros del Comité Judicial del Senado, el republicano Orrin Hatch y el demócrata Arlen Specter, para tratar sobre la vacante.

Souter comunicó el pasado viernes por teléfono al presidente estadounidense su intención de abandonar el Tribunal Supremo en junio tras 19 años como magistrado de la más alta Corte del país.

Obama ha indicado que para cubrir la vacante buscará a alguien "con una mente independiente y una trayectoria de excelencia e integridad", así como sentido común para darse cuenta del impacto de sus decisiones en las vidas de los ciudadanos comunes.

La selección de los miembros del Supremo, que ocupan el puesto de forma vitalicia, ha generado históricamente enorme expectación en EE.UU., al tratarse de un organismo con competencia en temas tan controvertidos en el país como la pena de muerte o el aborto.

Varios grupos liberales han pedido a Obama que opte por nombrar a una mujer para el cargo -hasta ahora, tras la jubilación de Sandra Day O'Connor en 2005, sólo hay una en el Supremo, Ruth Baader Ginsburg- o a un hispano.

Uno de los nombres que suenan con más fuerza es el de la jueza Sonia Sotomayor, de origen puertorriqueño y que ejerce en Nueva York.

El portavoz de la Casa Blanca no quiso comprometerse e indicó: "Estoy seguro de que el presidente verá a candidatos con una diversidad de historiales" pero buscará a "alguien con un historial excelente, íntegro, que entienda la ley y el efecto de sus decisiones en las vidas de los ciudadanos".