Once meses de cárcel por intentar secuestrar a su ex mujer tras 15 días con orden de alejamiento

ALMERÍA, 17 (EUROPA PRESS)

La Audiencia Provincial de Almería ha condenado a once meses de prisión a un hombre de 36 años que, en abril de 2008, abordó a su ex esposa cuando transitaba por la calle y, tras cogerla del pelo, intentó introducirla a la fuerza en un coche al tiempo que golpeaba fuertemente a la hermana de la víctima, que la acompañaba en su paseo, al intentar ésta prestarle auxilio.

El acusado, que contaba con una orden de alejamiento dictada por un juez apenas 14 días antes de que cometiese la agresión, deberá indemnizar a la mujer con 90 euros por las lesiones que le causó y deberá abonar asimismo una multa de un mes a razón de seis euros al día como autor de una falta, según se recoge en la sentencia a la que tuvo acceso Europa Press y ratifica el fallo dictado tras la celebración del juicio rápido.

El tribunal desestima el argumento en que se articuló el escrito de apelación interpuesto por su letrado de la defensa al considerar que carece de consistencia el "supuesto móvil espurio" argumentado por el hombre, que en sala aseguró que su ex mujer interpuso la denuncia para acogerse a las ventajas de regularización que ofrece la Ley de Extranjería a las mujeres víctimas de malos tratos.

La "elucubración", según el fallo, no "resiste el menor análisis" ya que la víctima contaba con residencia legal en España gracias a la reagrupación familiar, por lo que además concede total verosimilitud a lo declarado por ambas víctimas de forma "estable, firme y rotunda" tanto en la Comisaría Provincial como ante la juez de lo penal.

El acusado, que no podrá acercarse a menos de 300 metros ni comunicarse con su ex mujer durante tres años, incumplió la orden de alejamiento que pesaba sobre él en la tarde del 27 de abril de 2008 cuando se encontró con la víctima y su hermana cuando deambulaban por el parque de Las Almadrabillas de la capital.

La abordó por la espalda, y tras asirla del pelo, la arrastró con fuerza hasta un vehículo e intentó forzar que entrase en el interior mientras le gritaba que quería hablar con ella. Al acudir la hermana en su auxilio, le propinó un brutal empujo que le hizo caer al suelo, para después desistir y emprender la huida asustado por los gritos de socorro de ambas mujeres.

Su ex compañera sentimental, según consta en el parte médico emitido por el complejo hospitalario de Torrecárdenas y los peritos forenses sufrió contusiones y erosiones en el cuero cabelludo, así como en la región occipital de las que tardó en curar tres días mientras que su acompañante presentaba heridas en el omoplato y el antebrazo derecho.