Sagunt recurrirá al TSJCV la sentencia que prohíbe al ayuntamiento hacer cucañas marítimas por el maltrato de los patos

VALENCIA, 30 (EUROPA PRESS)

El Ayuntamiento de Sagunt (Valencia) recurrirá ante el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) la sentencia que le condena a pagar una multa de 45.000 por la realización de una suelta de patos en las conocidas como cucañas marítimas de las fiestas patronales del puerto de Sagunto el año 2007, y se prohibía su celebración para el 2008.

Esta acción surge después de que el juzgado de lo contencioso-administrativo haya desestimado el recurso de Sagunt sobre la sanción impuesta desde la Conselleria de Gobernación.

El portavoz del gobierno municipal, Juan Serrano, informó de que en esa sentencia, el tribunal reconoce que el ayuntamiento aplicó "medidas correctoras con el fin de que la citada celebración fuera autorizada en el año 2008".

Así, Serrano recordó que las medidas tomadas fueron el control veterinario durante el traslado, celebración y devolución de los patos, la disminución paulatina del número de aves y su sustitución por regalos, la tipología de los patos que ahora son cruzados y tienen más capacidad de nado, la selección del personal para que participen en la recogida de los patos y la publicación de las normas de trato en el libro de fiestas.

También destacó que el tribunal contradice con este reconocimiento el posicionamiento de la Generalitat que aludía a la dificultad de evaluación de las medidas correctoras presentadas por el ayuntamiento. De este modo, el Ayuntamiento de Sagunt afirmó que "la puerta ha quedado abierta" aunque las medidas, según el tribunal, sean "incompletas e insuficientes", con lo cual, Juan Serrano avanzó que "vamos a seguir completando las medidas que garanticen la protección de los patos".

Tras esta sentencia, el portavoz del ayuntamiento anunció la interposición del recurso de apelación ante el TSJCV porque "lo que siempre ha intentado el ayuntamiento de Sagunt es poder hacer compatible la tradición con la protección de los animales". Así, aseguró que la desestimación es "esperanzadora" por el margen de maniobra que interpretan que se deja para la corrección.

Esta fiesta saguntina por la que se sueltan patos en el puerto de la localidad y que cogen en el mar los participantes no se ha celebrado en las últimas fiestas patronales de agosto de los años 2008 y 2009.