Seis meses de prisión para un hombre que envió un burofax a su pareja, con quien tenía prohibido contactar

SANTANDER, 24 (EUROPA PRESS)

El Juzgado de lo Penal número 4 de Santander ha impuesto una condena de seis meses de prisión a J.A.G.B. que rompió la prohibición judicial de comunicar por cualquier medio con su pareja, enviándola un burofax.

Según relata la sentencia hecha pública hoy, un auto de septiembre de 2007 acordó una orden de protección en la que se le prohibía acercarse a menos de 200 metros de su pareja y tratar de comunicar con ella por cualquier medio.

El auto le fue notificado personalmente y decía de forma expresa que su incumplimiento podría dar lugar a la comisión de un delito de quebrantamiento de condena.

Sin embargo, en octubre de 2007, el acusado envió un burofax dirigido a ella al bar de su hermana, al no acordarse de su dirección. Su pareja figuraba como destinataria y él como remitente.

En el juicio, admitió haber enviado el burofax y saber que era algo que tenía prohibido, por lo que se le condena a seis meses de prisión por un delito de quebrantamiento de medida cautelar.