Serbia optimista en el proceso ante la CIJ sobre la independencia de Kosovo

  • Belgrado, 20 abr (EFE).- Serbia tiene razones para ser optimista en el proceso abierto ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ), en La Haya, sobre la legalidad de la independencia de Kosovo, aseguró hoy Vuk Jeremic, el ministro serbio de Exteriores.

Serbia optimista en el proceso ante la CIJ sobre la independencia de Kosovo

Serbia optimista en el proceso ante la CIJ sobre la independencia de Kosovo

Belgrado, 20 abr (EFE).- Serbia tiene razones para ser optimista en el proceso abierto ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ), en La Haya, sobre la legalidad de la independencia de Kosovo, aseguró hoy Vuk Jeremic, el ministro serbio de Exteriores.

Los medios serbios están a la espera de que la CIJ comunique hoy cuántos países y cuáles presentaron sus documentos en contra y a favor de la independencia de Kosovo, que Belgrado no reconoce.

En declaraciones a la emisora de radio B92, el jefe de la diplomacia serbia se mostró convencido de que "el derecho internacional está absolutamente de nuestro lado".

También señaló que numerosos países de todos los continentes participarán en este proceso, que calificó de histórico porque por primera vez se debate sobre un acto de secesionismo y aseguró que tendrá gran impacto en el futuro de las relaciones internacionales.

"Es un proceso en el que se decidirá no sólo en relación con el interés vital de Serbia, sino que determinará en el siglo XXI un balance entre el derecho a la autodeterminación y el derecho a la preservación de la soberanía y la integridad territorial de los Estados internacionalmente reconocidos", declaró Jeremic.

"Por eso, creo que Serbia ha dado en su política exterior un paso grande y con sus esfuerzos en la arena internacional ha contribuido a que comience un proceso que tendrá importancia histórica para las relaciones internacionales en el siglo XXI", subrayó.

Serbia entregó el pasado viernes a la CIJ su argumentación jurídica contra la independencia de Kosovo, autoproclamada en febrero de 2008 por la cúspide albano-kosovar.

Según los medios serbios, la CIJ podría comunicar hoy cuántos países y cuáles también presentaron a esa institución de la ONU sus posturas en contra o a favor de la independencia de Kosovo.

Belgrado considera Kosovo como su parte inalienable y ve su autoproclamada soberanía como una violación del derecho internacional, por lo que recurrió el octubre pasado a la CIJ para que dé su parecer al respecto.

Las autoridades serbias consideran que una opinión de la corte a su favor, aunque no sería vinculante, disuadiría nuevos reconocimientos de Kosovo y abriría la posibilidad de nuevas negociaciones sobre el estatus de ese territorio.

Hasta ahora, la independencia unilateral de Kosovo ha sido reconocida por 56 países, entre ellos Estados Unidos y 22 miembros de la Unión Europea (UE), mientras que no han dado ese paso Rusia, China, Brasil, India y España.