Un abogado estudia acciones contra magistrados del TC que le archivaron un recurso pese al pleito pendiente con él

MADRID, 9 (EUROPA PRESS) El abogado murciano José Luis Mazón estudia presentar una querella ante el Tribunal Supremo por un presunto delito de prevaricación que habrían cometido dos magistrados del Tribunal Constitucional, Vicente Conde y Elisa Pérez Vera, al intervenir en la inadmisión de un recurso de amparo presentado por este letrado a pesar de tener un pleito pendiente con él. Este letrado consiguió en enero de 2004 que el Tribunal Supremo condenara por negligencia profesional grave a once magistrados del entonces Tribunal Constitucional, entre ellos los dos citados, a pagarle una multa de 500 euros cada uno por rechazar un recurso de amparo sin entrar a estudiarlo. Los magistrados -algunos de ellos siguen en el Tribunal- recurrieron en amparo la condena que dictó contra ellos el Tribunal Supremo y el propio Constitucional admitió a trámite esta demanda de amparo en abril de 2007. Desde entonces el caso permanece pendiente de resolución. Mazón recurrió posteriormente al TC por entender que la nueva Ley Orgánica del Tribunal Constitucional (LOTC), que regula este órgano desde el pasado año, vulnera derechos fundamentales al ser los propios magistrados los que hicieron su propio Anteproyecto de reforma de esta norma, donde incluyeron clausulas de "irresponsabilidad" por mal desempeño de sus funciones. Este recurso fue inadmitido por el Constitucional el pasado 26 de enero. El problema, según explicó el letrado a Europa Press, es que dos de los magistrados que componían la Sala que entendió de este asunto son Vicente Conde y Elisa Pérez Vera, ambos en su día multados por el Supremo y recurrentes de esta resolución, por lo que ha su juicio deberían de haberse abstenido de entender del litigio. Mazón ya ha pedido al TC que le facilite testimonio de las resoluciones necesarias para preparar una querella contra ambos por un presunto delito de prevaricación. Considera que estaban incursos en causa de abstención, por lo que su intervención en el pleito constituye "una violación de elementales deberes legales". Además, el abogado considera que se trata de una buenísima oportunidad de ensayar hasta donde llega su inviolabilidad penal y civil.