Un ex militar turco, primer imputado en la red golpista condenado a prisión

  • Estambul, 26 feb (EFE).- Un ex comandante del Ejército turco, imputado en el proceso judicial contra la red golpista Ergenekon, fue condenado hoy por un tribunal militar a 20 meses de prisión, a cumplir en libertad condicional, por posesión ilícita de armas.

Estambul, 26 feb (EFE).- Un ex comandante del Ejército turco, imputado en el proceso judicial contra la red golpista Ergenekon, fue condenado hoy por un tribunal militar a 20 meses de prisión, a cumplir en libertad condicional, por posesión ilícita de armas.

Según informaron las televisiones locales, aunque la sentencia contra el comandante retirado Fikret Emek no procede del tribunal que juzga a la red Ergenekon, sí que está directamente relacionada con el caso, ya que el proceso militar comenzó a raíz de las investigaciones de la Fiscalía de Estambul sobre la red golpista.

Según la Fiscalía, esta organización, formada por militares, policías, periodistas y políticos y académicos ultranacionalistas, pretendía crear el caos en Turquía a través de atentados y asesinatos para justificar un golpe de Estado contra el Gobierno islamista moderado.

Emek desempeñó varias misiones de la Comandancia de la Fuerzas Especiales durante la guerra sucia contra el grupo terrorista kurdo PKK hasta su jubilación en 2005.

En junio de 2007, poco después de que comenzase la investigación sobre Ergenekon, fueron descubiertas en casa de la madre de Emek armas y explosivos procedentes del Ejercito que pertenecían a la misma serie de las utilizadas en varios atentados atribuidos a la red golpista.

Tras este descubrimiento, la Justicia decretó prisión provisional para Emek en el marco de la operación contra Ergenekon, cuyo juicio comenzó en octubre del pasado año con 86 personas imputadas aunque el número total de implicados supera los 200.

Paralelamente a su implicación en el proceso civil por Ergenekon, la Justicia militar abrió un proceso al antiguo comandante por la posesión ilegal de armas del Ejército.

A pesar de que la condena a Emek ha sido sólo de 20 meses de cárcel, tiene un importante simbolismo ya que se trata de un castigo emitido por las propias Fuerzas Armadas de Turquía, a las que varios analistas acusan de proteger a los implicados en la red golpista.

Con todo, se trata de una condena menor a los dos años por lo que el ex militar no irá a la cárcel si no incumple los preceptos de "buena conducta" que le serán impuestos por un comité de vigilancia durante un plazo de cinco años.

Además, el tribunal militar consideró innecesario expulsarlo oficialmente de las Fuerzas Armadas de Turquía.