Una madre critica que la Audiencia en Melilla dé la custodia de su hijo al padre, condenado por violencia de género

MELILLA, 14 (EUROPA PRESS)

La Audiencia Provincial de Málaga en Melilla ha otorgado la guarda y custodia de un niño de cinco años a su padre, "a pesar de que éste ha sido condenado por el Juzgado de Violencia contra la Mujer número 2 de Málaga", según denunciaron hoy Europa Press tanto la madre del niño, R.M.M., como su abogado.

R.M.M. y su abogado dijeron que esta situación es "muy injusta", explicó que la historia se remonta a diciembre de 2006, cuando en el Juzgado de Primera Instancia nº1 de Melilla, con el argumento de que ella estuvo en Madrid durante cuatro meses asistiendo a un curso oficial para promocionarse profesionalmente y que durante ese tiempo su hijo que quedó con el padre --aunque se trasladaba todos los fines de semana a Málaga para ver al menor--, otorga la guarda y custodia de su hijo de tres años al padre.

Del mismo modo, dicho Juzgado también otorga al padre la vivienda familiar, propiedad de ambos, y R.M.M. debe pagar al padre del menor 250 euros mensuales.

Tras imponer un recurso a la Audiencia Provincial de Málaga, éste órgano judicial ratificó la condena del Juzgado de Primera Instancia nº1 de Melilla. Y esta ratificación se produjo después de que el tribunal suspendiera el plazo para dictar sentencia y solicitara al Equipo Técnico de los juzgados, con fecha 10 de julio de 2008, un informe para que éste diga si la modificación del régimen de guarda y custodia podría afectar al estado de estabilidad y equilibrio emocional del menor.

Según la madre del menor y su abogado, el citado Equipo Técnico, después de un completo estudio, informó a la Audiencia de que no afectaría al menor, ya que éste "se siente en un entorno familiar y cariñoso cuando pasa tiempo con su madre y con sus dos hermanos", tanto que aconseja que los hermanos no vivan separados, ya que la mujer tiene dos gemelos de una nueva pareja.

Según la denunciante, a pesar de todo ello, el Tribunal "no hace el más mínimo caso al informe" y mantiene la guarda y custodia para el padre, a la vez que "empeora el régimen de visitas" que actualmente tiene la madre, ya que dicho régimen de visitas se fijó, como medida provisional, en todos los fines de semana completos, y ahora, con la sentencia de la Audiencia, será cada quince días, y tres horas los martes y los jueves.

Asimismo, R.M.M. manifestó que la sentencia de la Audiencia tampoco hace la más mínima referencia a la sentencia admitida como prueba por el citado Tribunal, del Juzgado de Violencia Contra la Mujer nº 2 de Málaga, por la que condena al padre de su hijo por haberla insultado y amenazado, una circunstancia que denunciará ante el Consejo General del Poder Judicial y ante el Observatorio de Violencia Contra la Mujer.

"Una persona condenada por malos tratos a la mujer nunca puede ser un buen padre, ya que representa un pésimo y pernicioso ejemplo para su hijo, que con el tiempo será consciente de cómo trataba su padre a su madre", aseveró su abogado.