USO, condenado a readmitir al afiliado al que suspendió de militancia por denunciar la manipulación de datos

SANTANDER, 27 (EUROPA PRESS)

El Tribunal Superior de Justicia de Cantabria (TSJC) ha condenado a la Unión Sindical Obrera (USO) a readmitir al miembro del Consejo Regional, José María Mateos, a quien había suspendido de militancia tras denunciar la manipulación de datos de los afiliados.

La Sala de lo Social del tribunal cántabro cree que "en modo alguno" se justifica la "drástica medida" de suspender la militancia a José María Mateos. La sentencia rechaza así un recurso de USO contra un fallo previo del Juzgado de lo Social número 1 de Santander e impone además al sindicato el abono de los honorarios del abogado de Mateos, por un importe de 600 euros.

En concreto, las afirmaciones que realizó Mateos, delegado en el Ayuntamiento de Santander, fueron que la secretaria de Organización, Mercedes Martínez Zubimendi, de "manosear" los datos de las afiliaciones realizando correcciones en el ordenador antes de la celebración del congreso de esta formación.

El dirigente sindical se refería así a la corrección que Martínez realizó en marzo de 2007 en unos afiliados que aparecían mal ubicados en la Agrupación de Enseñanza, donde su número era superior al real.

Las acusaciones de Mateos se efectuaron en una reunión de julio de 2007, en la que se le pidió que se retractara si no tenía pruebas. El sindicalista retiró la acusación en lo relacionado sobre Mercedes Martínez, pero no lo mencionado sobre la manipulación de datos.

Para la secretaria de Organización, esas afirmaciones supusieron un "agravio", por lo que pidió a la dirección del sindicato que "depurara responsabilidades". Así, se formó una Comisión Instructora que finalmente decidió su suspensión de militancia por un período de dos años.

La sentencia difundida hoy señala que Mateos realizó las citadas manifestaciones, pero que en el mismo encuentro en que las dijo, "se retractó públicamente" de las mismas, "por lo que tal conducta carece de la gravedad necesaria para poder ser tipificada como falta muy grave de respecto y consideración" a Mercedes Martínez.

Además, incide en que, pese a que sí que mantuvo su denuncia sobre la manipulación de datos de afiliados, la sentencia anterior "da por probado que existió un error" en ese número, lo que "rebajaría la gravedad de las palabras" de Mateos.

En el fallo se rechaza también la pretensión de USO de incluir como un hecho probado un testimonio que defendía la imposibilidad de realizar cambios de afiliados en el programa informático, negando que se hubiera producida. El TSJC entiende que el director técnico informático de USO, que expuso esta versión, "no goza de la necesaria objetividad" al pertenecer a la parte demandada.

José María Mateos valoró que este fallo le abre las puertas a reclamar daños y perjuicios a USO, y también que "pone orden a las sucesivas actuaciones que han pretendido silenciar" su voz.