Detienen a un hijo del general Ríos Montt por cargos de malversación de fondos

  • Guatemala, 26 mar (EFE).- El general retirado Enrique Ríos Sosa, hijo del ex jefe de facto de Guatemala Efraín Ríos Montt (1982-1983), fue capturado hoy en la capital guatemalteca tras ser acusado de malversación de fondos del Ejército.

Detienen a un hijo del general Ríos Montt por cargos de malversación de fondos

Detienen a un hijo del general Ríos Montt por cargos de malversación de fondos

Guatemala, 26 mar (EFE).- El general retirado Enrique Ríos Sosa, hijo del ex jefe de facto de Guatemala Efraín Ríos Montt (1982-1983), fue capturado hoy en la capital guatemalteca tras ser acusado de malversación de fondos del Ejército.

La captura de Ríos Sosa se hizo en su residencia, ubicada en un barrio en la carretera que conduce a El Salvador, según confirmó su padre a varios medios de comunicación.

Ríos Sosa, quien fue jefe de finanzas del Ejército en 2001, es acusado de peculado por la malversación de unos 30 millones de quetzales (3,75 millones de dólares) de las finanzas de la institución armada durante el Gobierno de Alfonso Portillo (2000-2004).

El general Ríos Sosa fue detenido por agentes de la Policía Nacional Civil (PNC) y del Organismo Judicial, por una orden del Juzgado Noveno de Primera Instancia Penal.

Ríos Montt comentó que ya se hicieron los contactos con sus abogados para iniciar la defensa de su hijo, que fue trasladado al tribunal para su indagatoria bajo fuertes medidas de seguridad.

La millonaria malversación de los fondos de la institución armada se registró cuando Portillo gobernó Guatemala con el partido Frente Republicano Guatemalteco (FRG), que lidera Ríos Montt, actual diputado del Congreso guatemalteco y quien enfrenta un proceso en su contra por genocidio.

Por su parte, Portillo, quien huyó a México luego de cumplir su mandato el 14 de enero de 2004, se entregó a la justicia y fue extraditado a Guatemala el 7 de octubre de 2008 para responder por delitos de corrupción durante su administración.

El ex mandatario es acusado de peculado por la malversación de unos 120 millones de quetzales (15 millones de dólares) de las finanzas del Ejército, cargo por el que también están bajo investigación al menos otros nueve ex altos cargos militares.

El mismo día de su extradición, Portillo fue juzgado y dejado en libertad tras el pago de una fianza de 125.000 dólares, pero el tribunal le prohibió salir de Guatemala.