La Diputación de Lugo cesa a Cacharro como patrono de una fundación creada por él mismo cuando presidía la institución

LUGO, 14 (EUROPA PRESS)

La Diputación de Lugo cesó hoy a Francisco Cacharro como patrono de la Fundación Centro Superior Cinegético y Piscícola de Galicia, impulsado por él mismo en 2003 cuando era presidente de la institución provincial.

De esta manera se rehizo el patronato de la fundación, que gestiona una finca de 200 hectáreas en las inmediaciones del Pazo de Tort en Monforte de Lemos y cuya gestión está siendo investigada por la Diputación tras haber detectado hasta tres "alarmas", una de ellas está relacionada con un embargo promovido por la Agencia Tributaria, por la deforestación sufrida por la finca y por el abandono de la fundación.

Este anunció lo hizo público el presidente de la Diputación de Lugo, José Ramón Gómez Besteiro, que se convierte desde hoy en el nuevo presidente de la Fundación, participada por la Consellería de Medio Ambiente, que también era quien ostentaba el protectorado del órgano.

Según Besteiro, un informe determinó que los estatutos por los que se regía la fundación, modificados en plena transición de poderes en la Diputación lucense, eran "ilegales". Esta supuesta ilegalidad, que permitía disponer de patronos vitalicios como en el caso de Cacharro.

Por esta razón, la Diputación convocó una reunión del patronato en el día de hoy, donde se retomaron los estatutos del 17 de junio de 2005 para cesar a todos los patronos actuales, donde además de Cacharro se encontraba el que fuera vicepresidente de la institución provincial José Carlos Rodríguez Andina.

También hoy se procedió a la designación de nuevos miembros y, con la nueva estructura, el patronato queda integrado por Gómez Besteiro, como presidente; el vicepresidente Antón Bao; los diputados provinciales Miguel Ángel Soutela y Ricardo Parada como vocales; y el secretario de la Diputación de Lugo, Faustino Rodríguez.

No obstante, faltan por designar tres representantes de la Consellería de Medio Ambiente, tarea de la que ya se encargará el nuevo Gobierno gallego. También en la reunión de hoy se acordó realizar una auditoria económica, financiera y patrimonial.