Tribunales.- El Tribunal de Cuentas desestima la denuncia del PP sobre la deuda entre la Diputación y la Junta

ALMERÍA, 20 (EUROPA PRESS) El Tribunal de Cuentas ha desestimado la denuncia del PP sobre la presunta deuda de la Junta de Andalucía con la Diputación Provincial al entender que "no aparecen indicios de presunta responsabilidad contable" y porque, según dicta, "no se observa falta de diligencia por parte de los servicios competentes de la Diputación para intentar el cobro de la deuda". La Diputación Provincial asegura mediante una nota que hubo múltiples reuniones, escritos y asistencia a las comisiones mixtas para tratar esta cuestión. Por otra parte también hace referencia a que según la resolución, la cantidad objeto de la deuda "no está cifrada", ya que, advierte, su determinación debe concretarse a través de un Decreto de la Junta por lo que no se cumple el requisito que exige la Ley de Funcionamiento del Tribunal de Cuentas para que la "deuda sea real, efectiva e individualizada". Según hace referencia la Diputación, el acta de liquidación, emitida el 27 de febrero, recoge que "no se han detectado" indicios de un ilícito de alcance, por lo que no sólo exime a la institución sino también a cualquier persona que actuara en su nombre. De esta manera, el ente supramunicipal asegura que no existe responsabilidad alguna de las supuestas irregularidades denunciadas por los diputados del PP contra la Diputación respecto a una supuesta deuda de la Junta de Andalucía que ascendía a 13.011.795,90 euros y que figuraba en la contabilidad como de "dudoso cobro" desde el ejercicio 1998. Las supuestas deudas denunciadas por el principal grupo de la oposición, dice la Diputación, se referían a liquidaciones procedentes por estancias y servicios en el Hogar Provincial desde el año 1990 a 1997, "algo que ya en el año 1995 se resolvió con la iniciación de un proceso de compensación entre Junta y Diputación con la supervisión de una comisión mixta". Las diferencias en las cantidades a liquidar, que arrojaban un saldo favorable a la Junta de Andalucía de 4.299.024,26 euros, llevaron a la propia Institución provincial almeriense a mantener un pleito con la Administración autonómica al considerar "que no le correspondía pagar tal liquidación", extremo que el TSJA resolvió mediante sentencia en mayo de 1999 a favor de la Institución provincial. En el informe del Tribunal de Cuentas se recogen los argumentos esgrimidos por la Diputación con la consiguiente documentación que acredita los mismos donde se señala, entre otros aspectos, que "las deudas canceladas se encontraban en situación de dudoso cobro desde 1998" por lo que suponían "una ficticia cuantificación del pendiente de cobro" y que la cancelación de los derechos de cobro "no produjo ningún prejuicio a las arcas provinciales por tratarse de deudas inexistentes que, probablemente de modo indebido habían figurado históricamente en el apartado de saldo de dudoso cobro". La resolución añade que "es importante significar que en esta fase procedimental se dio audiencia y vista del procedimiento a la representación legal de los denunciantes, la cual y en relación al informe y documentación justificativa presentada por la Diputación Provincial, no ha hecho ningún tipo de alegaciones".