21

VALENCIA, 4 (EUROPA PRESS)

El concejal de Circulación y Transportes del Ayuntamiento de Valencia, Alfonso Novo, denunció hoy el retraso de cuatro años en la la obra Emilio Baró-Autopista A-7 --la conexión de la Ronda Norte de Valencia con la Autovía V-21-- lo que atribuyó al "desinterés y a la desidia que el Gobierno central tiene para con la Comunitat y con la ciudad de Valencia".

Novo realizó estas declaraciones a Europa Press en relación con la respuesta parlamentaria en la que el Gobierno central afirma que la finalización de la obra Emilio Baró-Autopista A-7 está prevista para diciembre de 2009, "si no surgen impedimentos de índole técnica o climatológica".

Al respecto, el edil recordó a finales de este año se cumplirán seis años del inicio de esta obra que, según dijo, "debería haberse hecho en un año y medio". Así, indicó que el Gobierno ha reconocido que "con suerte" estará finalizada en diciembre de 2009 "cuando debería haber estado acabada en noviembre y diciembre de 2005".

Alfonso Novo explicó que se trata de una obra que "no tiene ninguna complicación" y que presenta características similares a las de algunas que se han hecho en menos de 18 meses. "No es una obra de arte de ingeniería", subrayó el concejal, por lo que consideró que el retraso está injusticado.

Al respecto, el titular de Circulación y Transportes del Ayuntamiento criticó "el desinteres, la desidia, la dejadez y el menosprecio" del Gobierno central. Asimismo, indicó que la obra de conexión de la Ronda Norte con la V-21 todavía tiene previsto la aprobación por parte del Consejo de Ministros y precisa también de un dictámen favorable del Consejo de Estado.

Novo incidió en que la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, "miente" puesto que "dijo que el modificado estaría acabado en diciembre de 2008 y que la obra estaría finalizada en enero de 2009".

Asimismo, consideró que también "mienten" los Presupuestos Generales del Estado (PGE) porque "no sirven para nada" ya que "no se cmplen ni se respeten", y la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, puesto que es "la responsable de estas obras".

Del mismo modo, el concejal acusó al delegado del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Ricardo Peralta, de ser quien "distribuye todas las mentiras" y aseguró que "también tiene mucha responssabilidad en esta obra" que, según resaltó, es "muy importante para la ciudad de Valencia".

DIMISIONES

En opinión del edil, "alguien tiene que asumir responsabilidades" por el retraso en la ejecución de la obra, por lo que incidió en que "ha llegado el momento de exigir dimisiones". Así, manifestó que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, "debería plantearse el cese de la ministra de Fomento sino quiere ser también responsable de una obra que parece pequeña, pero que tiene mucha importancia para la ciudad de Valencia". En esta línea, apuntó que Ricardo Peralta tendría que "replantearse todo lo que dice para intentar de ganar puntos entre los valencianos".

Alfonso Novo destacó que el Ayuntamiento de Valencia no ha pedido ninguna modificación del proyecto y aseveró que, por parte del consistorio, "solo ha habido colaboración y propuestas", aunque lamentó que éstas "han sido rechazadas". Además, indicó que el retraso en la obra ha supuesto "problemas" para el Ayuntamiento, quien "ha gastado más de un millón y medio de euros en horas de Policia Local para coordinar el tráfico".