Acusado de sobornar a un agente para que no le sancionara se conforma con una multa de 7.200 euros

MÁLAGA, 21 (EUROPA PRESS)

El ciudadano estonio acusado por la Fiscalía de Málaga de intentar sobornar a un agente de la Guardia Civil para que no le pusiera una multa de tráfico, tras ser sorprendido incorporándose de forma brusca e incorrecta a la autovía, se conformó hoy con una pena de un año de prisión, sustituido por un multa de 7.200 euros, según explicaron fuentes de la defensa.

El fiscal pedía inicialmente un año y medio de cárcel. Los hechos tuvieron lugar en enero del pasado año 2008, sobre las 10.45 horas. Según las conclusiones provisionales del ministerio fiscal, a las que tuvo acceso Europa Press, el acusado, de 43 años de edad, circulaba al volante de un vehículo Mercedes de su propiedad por la autovía A-7.

El hombre, según el relato de la acusación pública, se incorporó a la autovía, dentro del término municipal de Torremolinos (Málaga), "de forma brusca, directamente del carril de aceleración al tercero, sin hacer uso de los intermitentes". Por esto, fue dado el alto por una patrulla de la Guardia Civil de Tráfico.

Los agentes le informaron de la infracción cometida y de que iba a ser denunciado, momento en el que el acusado "con la intención de lograr que el guardia civil no le sancionara", le ofreció "todo el dinero que llevaba en la cartera, 920 euros", señala el escrito inicial.

Asimismo, le insistió reiteradamente para que aceptara el dinero "no logrando su propósito". Por esto, se le acusa por un delito de cohecho, solicitando, además de la pena de prisión y un año y seis meses, una multa de 2.760 euros.