Ayuntamiento multará con hasta 60 € a quienes circulen en bicicleta o monopatín a más velocidad que un peatón

MÁLAGA, 4 (EUROPA PRESS)

Las personas que circulen en bicicleta, triciclo o monopatín por la acera en la capital malagueña podrán recibir una sanción de entre 12 y 60 euros si superan la velocidad a la que va un peatón, según informó hoy el concejal de Movilidad, Juan Ramón Casero, tras la aprobación inicial en la junta de gobierno local de una nueva ordenanza, cuyo objetivo es regular la conducción en este tipo de vehículos.

"Las bicicletas, triciclos y monopatines tendrán que circular por los carriles especialmente diseñados para ello y deberán adaptar su paso al del peatón", señaló Casero en rueda de prensa, al tiempo que explicó que el montante de la sanción dependerá de la velocidad a la que circule el conductor.

Así, señaló que el proyecto, que está basado en la normativa estatal en materia de Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial, pretende regular el uso de bicicletas, triciclos y monopatines, entre otros; el comportamiento de los conductores en la vía pública, así como determinar las zonas por las que no pueden circular estos vehículos.

Casero indicó que este texto, que consta de 10 títulos y 113 artículos, supone una actualización de la anterior ordenanza, que databa del año 1992 y que estaba "obsoleta".

Las sanciones se han modificado, adaptándose a la ley del carné por puntos y rondan los 300 euros por conducción temeraria, 150 euros por conducir de modo negligente, 302 euros por ocupación excesiva de un vehículo y desde 300 y 600 euros a conductores que superen el índice permitido de alcohol en sangre.

INMIGRACIÓN Y MEMORIA HISTÓRICA

Por su parte, el concejal del Área de Participación Ciudadana, Inmigración y Cooperación al Desarrollo, Julio Andrade, presentó el convenio de colaboración firmado con la Asociación Comisión Católica Española de Migración (Accem) para desarrollar un proyecto que fomente la convivencia y la participación ciudadana en los distritos de Cruz de Humilladero y Bailén-Miraflores.

El proyecto, pionero en España, pretende "facilitar a los inmigrantes el acceso a los servicios básicos comunes al conjunto de la población y fomentar la participación activa de la ciudadanía para evitar conflictos y nuevos brotes de xenofobia", expuso el edil.

"Buscamos trabajar en las zonas donde habita mayor número de inmigrantes, como es el caso del distrito de Cruz de Humilladero, con una gran presencia de subsaharianos y nigerianos, así como en el de Bailén-Miraflores, donde, recientemente, se han asentado muchos inmigrantes procedentes de países africanos", declaró Andrade, quien, además, subrayó que la iniciativa ha supuesto una inversión de 12.000 euros.

Por otro lado, el Ayuntamiento de Málaga dio luz verde a un convenio de colaboración entre la Consejería de Justicia y Administración Pública de la Junta de Andalucía, el Consistorio malagueño, la Universidad de Málaga (UMA) y la Asociación Contra el Silencio y el Olvido y por la Recuperación de la Memoria Histórica de Málaga con el objeto de finalizar los trabajos de exhumación de los restos que existen en el antiguo cementerio de San Rafael, así como para la construcción de un lugar de memoria.

Así, el importe total de las aportaciones asciende a 240.000 euros, que serán aportados en un 50 por ciento entre el Consistorio y la Junta, mientras que la asociación aportará la cantidad que reciba en concepto de subvención, concedida por el Ministerio de la Presidencia, según explicó la portavoz del equipo de gobierno del PP, Carolina España.