Chevron dice que las inspecciones judiciales por contaminación finalizarán sin concluir el programa

  • Quito, 24 mar (EFE).- La petrolera estadounidense Chevron-Texaco denunció hoy que las inspecciones judiciales previstas para esta semana, en lugares supuestamente afectados por contaminación ambiental, finalizarán la fase de pruebas aunque no haya concluido todo el programa ordenado por la Corte de Justicia.

Chevron dice que las inspecciones judiciales por contaminación finalizarán sin concluir el programa

Chevron dice que las inspecciones judiciales por contaminación finalizarán sin concluir el programa

Quito, 24 mar (EFE).- La petrolera estadounidense Chevron-Texaco denunció hoy que las inspecciones judiciales previstas para esta semana, en lugares supuestamente afectados por contaminación ambiental, finalizarán la fase de pruebas aunque no haya concluido todo el programa ordenado por la Corte de Justicia.

Mediante un comunicado, la petrolera, acusada de daños al medio ambiente en una zona de la Amazonía ecuatoriana, informó de que con las inspecciones presenciales de cuatro lugares previstas para esta semana "se habrán realizado 56 de las 122 ordenadas por la corte".

Según la empresa, en 2006 "los abogados de los 48 demandantes, ilegalmente, renunciaron a 64 inspecciones judiciales", por tanto, pese a que "las inspecciones judiciales están por concluir esta semana", no se ha "completado el programa".

Asimismo, la petrolera estadounidense pidió al juez Juan Núñez, que preside la Corte Provincial de Nueva Loja donde se lleva a cabo el proceso judicial, que rechace el informe elaborado a raíz de las últimas inspecciones porque las pruebas fueron "tomadas en secreto, fuera de tiempo y en lugares desconocidos".

El juicio contra Chevron, que se inició hace 15 años, los diez primeros celebrado en Nueva York, trata de determinar si la petrolera provocó daños ambientales en los campos de extracción de crudo que tenía Texaco en Ecuador entre 1972 y 1995.

En el comunicado, la compañía reitera que realizó trabajos de "remediación" en la zona y que el impacto causado fue provocado por Petroecuador, la petrolera estatal ecuatoriana que relevó a Chevron tras su salida del país en la explotación de petróleo de la zona afectada.

Unos 3.000 indígenas y colonos de la Amazonía ecuatoriana conforman la parte demandante en el juicio, aunados en el Frente de Defensa de la Amazonía de Ecuador.

En el juicio, que se sigue en la ciudad de Nueva Loja, provincia amazónica de Sucumbíos (noreste), los demandantes exigen a la petrolera el pago de una indemnización de 27.000 millones de dólares para limpiar la contaminación y reparar el daño causado a la población.