El novedoso sistema móvil de detección de coches robados de la Policía Municipal ha realizado ya 720.000 lecturas

MADRID, 10 (EUROPA PRESS)

El novedoso sistema móvil de detección de matrículas que utiliza la Policía Municipal desde hace unos meses para detectar de manera automática cualquier vehículo que circule por la vía pública cuyo robo haya sido denunciado o que tenga interés policial de algún tipo ha realizado ya 720.000 lecturas.

Según datos recogidos por Europa Press del boletín de la Oficina de atención al Ciudadano de la Unidad Integral del distrito Centro de la Policía Municipal de Madrid, la incorporación de los lectores ópticos en diez patrullas y un vehículo camuflado "repercute considerablemente en el bienestar de ciudadanos y visitantes".

"La rápida identificación de vehículos sustraídos impide a sus autores la realización de cualquier acto delictivo posterior --tráfico de drogas, alunizajes-- y después abandonarlo, causándole a veces graves destrozo", señalaron los agentes.

El nuevo dispositivo, coordinado en colaboración con la Policía Nacional, fue presentado en diciembre por el delegado de Seguridad y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid, Pedro Calvo, que indicó que las cámaras móviles de las coches policiales habían realizado 600.000 lecturas de matrículas de forma experimental desde el verano, que permitieron localizar más de 13.000 vehículos con interés policial, ya sea por robo en su interior o por sustracción del vehículo.

En el momento en que un vehículo denunciado por robo es localizado, el Centro Integral de Seguridad y Emergencias de Madrid (CISEM) recibe la información precisa acerca de las características del mismo, así como su localización exacta sobre el plano de la ciudad, de tal forma que puede procederse a activar el operativo policial que permita la recuperación y posterior devolución del coche a su legítimo dueño.

Según datos municipales, el robo de vehículos, unido al robo en el interior de los mismos, ha experimentado en los últimos años una notable reducción en la capital. Así, apuntó que entre 2003 y 2007 este tipo de delitos se ha reducido en más de un 27 por ciento y en el 33 por ciento en lo que se refiere al robo de vehículos exclusivamente, que en la región ronda entre los 10.000 y los 12.000 al año, el 70 por ciento de ellos aproximadamente en la capital.

Además, la Policía ha pasado de recuperar el 25 por ciento de los vehículos sustraídos en el año 2004 a recuperar el 32 por ciento de los robados en 2007. "Estas cifras ponen de manifiesto el esfuerzo de la Policía Municipal por reducir este tipo de delitos. Pero si a pesar de los esfuerzos realizados no puede evitarse el robo, resulta preciso intensificar la tarea de localizar el vehículo robado para devolvérselo a su dueño", manifestó.

UNA INVERSIÓN DE 320.000 EUROS

Las patrullas adaptadas con este nuevo sistema deben circular a menos de 50 kilómetros por hora, límite máximo por ciudad, para poder fotografiar las matrículas, ya aparquen en fila o en batería. El índice de recogida de datos llega al 90 por ciento del total.

Otro de las aplicaciones de este sistema, además de la detección de vehículos robados, especialmente en zonas 'calientes' y de trasiego de este tipo de coches, las patrullas adaptadas al Sistema Móvil de Identificación es el de vigilar enclaves estratégicos y de vital importancia para localizar matrículas dobladas y prevenir así atentados terroristas.

La adaptación de los vehículos ha costado al Ayuntamiento de Madrid, el único municipio español cuya Policía Local cuenta con un sistema de estas características, un total de 320.000 euros. Para tal fin, ha formado también a 200 agentes para que sepan utilizar la nueva tecnología.