Organizaciones católicas piden más seguridad laboral ante la muerte de un policía local de servicio en Arroyo de la Luz

ARROYO DE LA LUZ (CÁCERES), 15 (EUROPA PRESS)

La Delegación Diocesana de Pastoral Obrera, junto a la Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC), solicitó hoy, con motivo de la muerte de un policía local de servicio en Arroyo de la Luz (Cáceres) el pasado lunes, que se cumplan las leyes de prevención laboral.

El policía local Cándido Carrero Collado, de 45 años, fue arrollado por un jinete durante las carreras de caballos que se celebraban con motivo de las fiestas de la Virgen de la Luz, y falleció a causa de las heridas.

Según informaron la Delegación Diocesana de Pastoral Obrera y HOAC en nota de prensa, esta petición de ambas organizaciones, dirigida a la Junta de Extremadura, a las empresas y sindicatos, y a los mismos trabajadores, surge también con motivo de la próxima Jornada Internacional de la Salud y Seguridad en el Trabajo que se celebrará el próximo 28 de abril.

Además, ambas organizaciones ofrecieron a la familia del fallecido su "fraternal solidaridad" y expresaron "la rabia y la impotencia" que sienten "como personas del mundo obrero y como cristianos".

Asimismo, destacaron "la entrega y el buen hacer" de Cándido Carrero como policía local, "asumiendo el riesgo" desde sus funciones de servicio público a los vecinos de Arroyo de la Luz.

Igualmente, señalaron que como se afirma desde la Doctrina Social de la Iglesia, "la dignidad, la salud y la vida de cualquier trabajador constituyen el bien más preciado".

"El valor del trabajo no reside en su rentabilidad económica, ni siquiera en el producto o servicio que genera, sino que el verdadero valor del trabajo está en la persona que lo realiza. Dios quiere que el trabajo sea para la vida", concluye la nota.