Peralta señala que "no hay voluntad de castigar" sino de "primar" a las comunidades que más aplican la ley

VALENCIA, 16 (EUROPA PRESS)

El delegado del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Ricardo Peralta, aseguró hoy que "no se trata de castigar a nadie" con la asignación de recursos para llevar a cabo la Ley de Dependencia, sino de "primar" a las comunidades autónomas que "más y mejor" están aplicando esta norma.

Peralta realiza estas declaraciones a los medios de comunicación tras mantener una reunión con los subdelegados del Gobierno de las tres provincias de la Comunitat, al ser preguntado por la postura de la Delegación de Gobierno respecto al reparto de fondos para la aplicación de la Ley de Dependencia, según el cual la Comunitat Valenciana recibirá 26,4 de los 283 millones de euros distribuidos entre todas las autonomías.

Al respecto, el delegado del Ejecutivo central recordó que fue el Gobierno presidido por José Luis Rodríguez Zapatero el que tomó la iniciativa de impulsar la ley que "obtuvo casi unanimidad del Congreso de los Diputados" y, además, el que ha dotado económicamente esta norma que, a su juicio, tiene una dotación "suficiente y adecuada". Asimismo, aseguró que ha sido este Gobierno quien ha desarrollado la ley "en acuerdo con las comunidades autónomas".

Del mismo modo, Ricardo Peralta subrayó que tanto desde el Gobierno como desde la Delegación "apostamos por la ley y queremos que se aplique". Por este motivo, señaló, "a la hora de destinar recursos, primamos a aquellas comunidades que más la están aplicando". "No se trata de castigar a nadie, se trata de primar a quienes, precisamente porque están aplicando más y mejor la ley, tienen más gasto".

Así, reiteró que "no hay ninguna voluntad de castigo, sino de conseguir que la ley sea realidad para todos", aunque puntualizó que este objetivo "depende de las comunidades". Sobre este asunto, aseveró que algunas autonomías "están siendo más eficaces y otras más reticentes" como, según dijo, es el caso de la Comunitat Valenciana lo que, según explicó, no se debe a que "se castigue" a esta región, sino a que ella "ha decidido retardar la aplicación de la ley". "No somos nosotros, son ellos", apostilló el delegado.