Retoman las inspecciones judiciales en la Amazonía de Ecuador por el juicio contra Chevron

  • Quito, 9 mar (EFE).- Los técnicos del caso contra la petrolera estadounidense Chevron en Ecuador retomarán las inspecciones de los últimos lugares que la petrolera eligió en la etapa de pruebas para evaluar si se sustenta la acusación de contaminación, informó hoy la compañía.

Retoman las inspecciones judiciales en la Amazonía de Ecuador por el juicio contra Chevron

Retoman las inspecciones judiciales en la Amazonía de Ecuador por el juicio contra Chevron

Quito, 9 mar (EFE).- Los técnicos del caso contra la petrolera estadounidense Chevron en Ecuador retomarán las inspecciones de los últimos lugares que la petrolera eligió en la etapa de pruebas para evaluar si se sustenta la acusación de contaminación, informó hoy la compañía.

James Craig, portavoz de Chevron, explicó a Efe que en esta semana se prevé comenzar la última fase de las inspecciones judiciales que comprende 8 lugares de la Amazonía ecuatoriana a los que supuestamente afectó la contaminación.

Según Craig, estas inspecciones judiciales se establecieron en la etapa de pruebas del juicio y "se tenían que hacer en sitios escogidos por los demandantes y los acusados".

"Fueron alrededor de 122 sitios que se tenían que inspeccionar para evaluar si hay pruebas que sustenten la acusación", señaló Craig.

De acuerdo con la versión de Chevron "en 2006, después de que los peritos dirimentes sacaran un primer informe, sobre el Pozo Sacha 53, y fallaran a favor de la compañía, (...) los demandantes decidieron que querían abandonar el proceso de inspecciones judiciales" para pedir a un perito global.

"Presionaron al juez para que les permitiera retirarse de unas 64 inspecciones (de lugares) escogidos por ellos", dijo el portavoz de la petrolera.

Chevron alegó que la petición del Frente de Defensa de la Amazonía, que representa a los presuntos afectados por los supuestos daños atribuidos a la empresa, "fue ilegal (...) pero el juez, bajo muchísima presión aceptó que abandonaran las inspecciones", explicó.

Después de 10 meses sin realizar estos peritajes, según la petrolera, esta semana y por orden del juez encargado del caso, Juan Núñez, se realizarán 4 de las 8 inspecciones y se prevé que las 4 restantes se hagan antes de que acabe el presente mes.

En un comunicado, la compañía reiteró que realizó trabajos de "remediación" en la zona y que el impacto causado fue provocado por Petroecuador, la petrolera estatal ecuatoriana que relevó a Chevron tras su salida del país en la explotación de petróleo de la zona afectada.

Unos 3.000 indígenas y colonos de la Amazonía ecuatoriana demandan a Chevron-Texaco por el supuesto daño ambiental causado en esa región durante el tiempo en que la petrolera extrajo crudo, entre 1972 y 1992.

En el juicio, que se sigue en la ciudad de Nueva Loja, provincia amazónica de Sucumbíos (noreste), los demandantes exigen a la petrolera el pago de una indemnización de 27.000 millones de dólares para limpiar la contaminación y reparar el daño causado a la población.

Por su parte, Steven Donziger, uno de los abogados de los demandantes, en recientes declaraciones a Efe, señaló que Chevron-Texaco maneja "una maniobra para pedir más inspecciones, pese a que ya pasó el periodo de inspecciones, con el único objetivo de demorar el juicio" y el fallo de la sentencia.

Según Donziger, de las 122 inspecciones establecidas, en 94 se han probado los daños ambientales, lo que abarca "el 25 o 27 por ciento de la superficie que operó" Chevron.

"Estadísticamente es un gran número que se puede usar para sacar conclusiones", dijo el abogado de los demandantes y añadió que "no hay ningún sitio inspeccionado que esté limpio".

Los demandantes acusan a la petrolera de haber vertido millones de litros de residuos tóxicos, lo que habría generado enfermedades a muchos habitantes amazónicos, además de graves daños al medio ambiente.