Acusan a 25 personas en el caso de la muerte de siete colombianos en R.Dominicana

  • Santo Domingo, 15 abr (EFE).- Las autoridades de justicia dominicanas presentaron hoy formal acusación contra veinticinco personas, entre ellas once militares, señaladas como responsables de la muerte de siete colombianos el año pasado en un municipio del sur del país en una supuesta disputa entre narcotraficantes.

Acusan a 25 personas en el caso de la muerte de siete colombianos en R.Dominicana

Acusan a 25 personas en el caso de la muerte de siete colombianos en R.Dominicana

Santo Domingo, 15 abr (EFE).- Las autoridades de justicia dominicanas presentaron hoy formal acusación contra veinticinco personas, entre ellas once militares, señaladas como responsables de la muerte de siete colombianos el año pasado en un municipio del sur del país en una supuesta disputa entre narcotraficantes.

De "la matanza de Paya", como se conoce el hecho por el lugar donde ocurrió, el cuatro de agosto de 2008 en la provincia Peravia (sur), solo escapó el nicaragüense Orín Gómez, a pesar de resultar herido con tres disparos.

El principal acusado del asesinato múltiple es el empresario dominicano José Luis Montás, a quien se identifica como el responsable de organizar la ejecución.

Las autoridades aseguran que la matanza tuvo su origen en una disputa por un supuesto cargamento de cocaína introducido al país desde Suramérica, pero el que nunca fue encontrado.

Entre el grupo de militares involucrados se encuentran mayoritariamente ex miembros de la Marina (Armada) de Guerra dominicana.

Del expediente acusatorio fue excluido el ex mayor de la policía Frederic Medina Abud quien, sin embargo, será acusado de "otros delitos", informó uno de los fiscales al hacer entrega del voluminoso oficio ante el juez de la Instrucción de Baní, municipio cabecera de la provincia Peravia.

El magistrado Bartolo Castillo dispone de un máximo de 20 días para determinar si algunos o el total de los acusados comparecerá ante un juicio de fondo.

El múltiple crimen causó un gran escándalo en el país, ante el grado de complicidad en el caso que se atribuye a varios altos militares de la Marina de Guerra y otras instituciones castrenses, y al decir de analistas locales, evidencia el grado de permeabilidad alcanzado por el narcotráfico en esos estamentos de defensa.