Autoridades colombianas refutan las críticas de un directivo del Gremio

  • Bogotá, 7 mar (EFE).- Las manifestaciones de un directivo del Gremio sobre los supuestos riesgos de viajar a la ciudad colombiana de Tunja provocaron hoy severas respuestas del presidente del Boyacá Chicó, próximo rival de los brasileños en la Copa Libertadores, el gobernador de esa región central del país y el jefe de la policía.

Bogotá, 7 mar (EFE).- Las manifestaciones de un directivo del Gremio sobre los supuestos riesgos de viajar a la ciudad colombiana de Tunja provocaron hoy severas respuestas del presidente del Boyacá Chicó, próximo rival de los brasileños en la Copa Libertadores, el gobernador de esa región central del país y el jefe de la policía.

El vicepresidente del departamento de Márketing del Gremio, el ex comisario de policía César Pacheco, manifestó ayer que teme que el conjunto de Porto Alegre sufra una acción de la guerrilla de las Farc durante el recorrido en automóvil de 125 kilómetros entre Bogotá y Tunja, la capital del departamento de Boyacá.

En declaraciones a la 'Rádio Bandeirantes', Pacheco afirmó equivocadamente que la carretera que comunica a ambas ciudades "pasa por medio de la selva, y la gente sabe que la situación allí (en Colombia) es delicada".

El ex futbolista colombiano Eduardo Pimentel, máximo accionista del Boyacá Chicó, cuya sede es Tunja, se mostró indignado por las declaraciones de Pacheco y exigió una rectificación de los directivos del Gremio.

"Lo dicho por César Pacheco me indigna. Si esa es la forma de actuar de los ex policías de Brasil, es lamentable, lo rechazo. Es una declaración antipática, intolerante, irresponsable'', dijo Pimentel a 'Caracol Radio'.

Añadió sobre Pacheco: "No está en sus cabales, debe estar drogado. El hablar de selva en una de las mejores y más seguras vías del país es meterle pimienta a un partido que no lo requiere para nada, de crear un mal ambiente donde no existe".

El ex centrocampista de Millonarios y la selección colombiana o presume que los jugadores y directivos del Gremio tienen pánico de jugar en los 2.782 metros de altitud de Tunja.

"Espero una comunicación directa del presidente del Gremio rechazando estas afirmaciones de este señor. Quiero ver si son serios, de lo contrario, esto se va a convertir en una verdadera guerra deportiva", aseguró sobre el partido de la segunda jornada del Grupo 7 que disputarán el miércoles.

El gobernador de Boyacá, José Rozo Millán, aseguró hoy que el directivo del Gremio "dijo mentiras a la 'Rádio Bandeirantes' acerca del orden público que rige en Colombia".

"Antes de hablar, el señor César Pacheco debió informarse y sobre todo consultar a su embajador en Bogotá, para dar una declaración a la prensa. Esperamos que se retracte de lo dicho", afirmó.

El comandante de la Policía en el departamento de Boyacá, Juan Carlos Polanía, anunció la institución designará a 650 hombres para preservar la seguridad de la delegación del Gremio y de cualquier otro equipo extranjero que deba jugar en Boyacá.

"A ese equipo (el Gremio) se le va brindar seguridad desde el mismo momento que se bajen del avión. Van a ser escoltados y tendrán acompañamiento permanente. De igual manera los vamos a regresar al aeropuerto El Dorado de Bogotá después del partido", puntualizó.