Conde-Pumpido no apoyaría investigar Guantánamo

MADRID (Reuters) - El Fiscal General del Estado, Cándido Conde Pumpido, dijo el jueves que no recomendaría una investigación judicial contra seis miembros de la Administración Bush por la tortura de detenidos en la prisión militar mantenida por Estados Unidos en la bahía de Guantánamo.

La querella contra los miembros del anterior gobierno estadounidense, entre los que se encuentra el ex fiscal general Alberto Gonzales, se centraría probablemente en si violaron las leyes internacionales al ofrecer una justificación legal a la tortura.

El juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón, que investiga la querella presentada por un grupo de abogados defensores de derechos humanos, había solicitado la opinión de la Fiscalía General.

"No podemos apoyar esa acción", dijo a los asistentes a un acto en Madrid.

"Si se actúa por un delito de maltrato a los prisioneros de guerra, la denuncia debería ir contra los autores materiales", dijo Conde Pumpido.

Pese a que la opinión de Conde Pumpido reduce las posibilidades de que Garzón continúe con su investigación, el magistrado podría seguir adelante de igual forma. La Fiscalía también le aconsejó no intentar la extradición de Augusto Pinochet, lo que no le impidió continuar con su intento, aunque finalmente no tuvo éxito.

La legislación española permite tener jurisdicción en el caso porque cinco españoles o residentes españoles que permanecieron encarcelados en Guantánamo dijeron que fueron torturados allí.

Los otros estadounidenses que aparecen en la demanda son William Haynes II, ex asesor general del Departamento de Defensa; Jay Bybee, ex jefe de Yoo en la oficina de asesoría legal del Departamento de Justicia; y David Addington, jefe del Estado Mayor y asesor legal del ex vicepresidente Dick Cheney.