El ex presidente boliviano Mesa desmiente las negociaciones con Julio Grondona

  • La Paz, 9 abr (EFE).- El ex mandatario boliviano Carlos Mesa desmintió hoy que hubiera participado en 1996 en unas negociaciones con el presidente de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), Julio Grondona, para construir un estadio en La Paz por debajo de los 2.500 metros de altitud.

El ex presidente boliviano Mesa desmiente las negociaciones con Julio Grondona

El ex presidente boliviano Mesa desmiente las negociaciones con Julio Grondona

La Paz, 9 abr (EFE).- El ex mandatario boliviano Carlos Mesa desmintió hoy que hubiera participado en 1996 en unas negociaciones con el presidente de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), Julio Grondona, para construir un estadio en La Paz por debajo de los 2.500 metros de altitud.

Mesa (2003-2005) envió una carta al presidente de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), Carlos Chávez, y a la embajadora de su país en Argentina, Leonor Arauco, para aclarar lo que considera "calumnias" e "infamias" difundidas por Grondona y funcionarios del actual Gobierno boliviano.

Según el ex presidente, son "absolutamente falsas" las afirmaciones de Grondona relativas a "supuestos compromisos" adquiridos en 1996 por autoridades del fútbol boliviano sobre la construcción del estadio por debajo de 2.500 metros sobre el nivel del mar.

Mesa, entonces periodista y miembro de una comisión en defensa del fútbol en altura, negó haberse reunido nunca de manera formal con Grondona.

El ex mandatario denunció que un funcionario de la Embajada de Bolivia en Argentina ha difundido tres veces desde 2007 las "mentiras" de Grondona, supuestamente con el propósito de perjudicarle.

Por ello, Mesa emplazó al presidente de la AFA y al Gobierno de Bolivia a probar documentalmente dichas negociaciones y, de lo contrario, exige que "los servidores públicos de Bolivia no vuelvan a disfrazar su incapacidad en defensa de la altura calumniando a un compatriota que sí contribuyó al éxito de una causa nacional".

"Siento vergüenza de bolivianos que anteponen la mezquindad y las revanchas personales a los intereses de todo un país", destacó Mesa.