Evo Morales cree que terroristas eran parte de un plan para tomar el poder en Bolivia

  • La Paz, 20 abr (EFE).- El presidente de Bolivia, Evo Morales, aseguró hoy en La Paz que la supuesta banda terrorista desarticulada en su país formaba parte de un plan para "tomar el poder por la vía violenta" o "dividir alguna región".

Oposición pide que CorteIDH investigue "ejecución" de supuestos terroristas

Oposición pide que CorteIDH investigue "ejecución" de supuestos terroristas

La Paz, 20 abr (EFE).- El presidente de Bolivia, Evo Morales, aseguró hoy en La Paz que la supuesta banda terrorista desarticulada en su país formaba parte de un plan para "tomar el poder por la vía violenta" o "dividir alguna región".

"Estos grupos buscaban por vía violenta tomar el poder y, si no conseguían tomar el poder, dividir alguna región", dijo Morales en La Paz durante un discurso con motivo del aniversario del Colegio Militar.

"No es posible que extranjeros, armados, violentos y antidemocráticos vengan acá a atentar contra la democracia y la integridad del territorio nacional", denunció el presidente.

Morales aludió a la presunta banda terrorista desarticulada en un operativo policial en el que murieron el rumano Magyarosi Arpak, el irlandés Dwayer Michael Martin y el boliviano Eduardo Rózsa Flores, y en el que fueron detenidos el boliviano-croata Mario Tadic Astorga y el húngaro Elöd Tóaso.

Según el Gobierno, estos cinco hombres formaban parte de un complot que preparaba atentar contra Morales, su vicepresidente, Álvaro García Linera, y otras autoridades gubernamentales y locales.

"No sabemos quiénes los financian. Es obligación del Estado boliviano una investigación profunda", agregó el presidente en su primera intervención pública en Bolivia tras regresar de la V Cumbre de las Américas celebrada en Trinidad y Tobago.

García Linera sugirió ayer que detrás de la organización podrían estar miembros de algún sector empresarial conservador.

El mandatario indígena calificó la operación del jueves de "intervención oportuna (...) para detener a esa clase de grupos subversivos que atentan contra la vida y la democracia".

Por el contrario, el presidente del Senado, el opositor Óscar Ortiz, denunció que los presuntos terroristas muertos habían sido "ejecutados" por la policía y pidió una investigación por parte de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH).

"No hay credibilidad en el Gobierno, hay que trabajar con seriedad buscando establecer la verdad. No se puede hacer lo que se hizo" dijo Ortiz a los medios locales.