Guatemala define la hoja de ruta para enfrentar y derrotar la violencia y la impunidad

  • Guatemala, 15 abr (EFE).- Los tres poderes del Estado guatemalteco suscribieron hoy un acuerdo nacional que establece la "hoja de ruta" para combatir y desterrar la violencia e impunidad generadas por las mafias del crimen organizado que tienen de rodillas a este país centroamericano.

Guatemala, 15 abr (EFE).- Los tres poderes del Estado guatemalteco suscribieron hoy un acuerdo nacional que establece la "hoja de ruta" para combatir y desterrar la violencia e impunidad generadas por las mafias del crimen organizado que tienen de rodillas a este país centroamericano.

El Acuerdo Nacional para el Avance de la Seguridad y la Justicia contempla 101 compromisos que deben ser cumplidos por los poderes Ejecutivo, Judicial y Legislativo, así como por la Fiscalía General, en acciones de corto, medio y largo plazo que no podrán extenderse más allá de 2010.

El documento, que está dividido en siete ejes temáticos, fue diseñado con base en las propuestas inicialmente presentadas por la Iglesia Católica, la Alianza Evangélica, la Procuraduría de Derechos Humanos y la estatal Universidad de San Carlos, instituciones que se constituyeron como garantes del cumplimento del acuerdo.

Durante la suscripción pública realizada en el Teatro Nacional, el presidente de Guatemala, Álvaro Colom, dijo que con este plan se le quiere decir "basta" a la impunidad y la violencia que ha regado con sangre, sudor y lágrimas al país.

Según Colom, Guatemala vive altos niveles de inseguridad -17 asesinatos diarios en promedio- debido a la "irracional" disminución del Ejército, que permitió al crimen organizado y a los carteles del narcotráfico invadir y penetrar todas las estructuras del Estado.

El jefe de Estado calificó de "histórica" la firma de este acuerdo por considerar que es la primera vez que de forma conjunta los tres poderes del Estado asumen compromisos para enfrentar la violencia, que se suma a la pobreza, la corrupción, la miseria y la desigualdad.

Los guatemaltecos "enfrentamos una violencia planificada, dirigida por intereses económicos y políticos que se expresan a través del crimen organizado, incluyendo al narcotráfico internacional, el contrabando, la corrupción y la impunidad", dijo Colom.

Aseguró que su Gobierno no se acobardará y enfrentará con valentía la amenaza de los criminales y la impunidad.

El procurador de los Derechos Humanos, Sergio Morales, que junto al cardenal Rodolfo Quezada, la Universidad de San Carlos y la Alianza Evangélica vigilarán el cumplimiento del compromiso, dijo que la violencia y la impunidad se han extendido como un cáncer y que la paz firmada en 1996 entre el Gobierno y la antigua guerrilla resultó efímera.

La frialdad de las estadísticas de los 6.292 homicidios que se registraron en 2008 hicieron de ese año el más sangriento de la posguerra, indicó Morales, y advirtió de que el 2009 amenaza con superar esas cifras.

Los presidentes de los poderes Judicial y Legislativo, Rubén Higueros y Roberto Alejos, respectivamente, se comprometieron a cumplir los compromisos para que se consolide el régimen de legalidad, seguridad, justicia, libertad y paz.

Alejos dijo que el Parlamento reformará varias leyes que son fundamentales para la investigación y sanción penal y formuló un llamado a la unidad nacional para restituir la paz en el país.

El acuerdo, explicó el secretario técnico del Consejo Nacional de Seguridad, Francisco Jiménez, contempla la institucionalización de las políticas de seguridad, reformas en las estructuras de la Policía Nacional Civil y el Sistema Penitenciario.

Además, implementará políticas para la investigación criminal y contra la impunidad, de administración de justicia, el control de armas, la regulación de las empresas privadas de seguridad, un programa de comunicación y participación social.