Los querellantes creen que la "doctrina Pumpido" muestra la "cadena de mando" entre Obama, España y el fiscal

Creen que perseguir sólo a los autores materiales supondría "la impunidad de los asesores de los delincuentes"

MADRID, 15 (EUROPA PRESS)

La Asociación Dignidad de los Presos y Presas de España, que presentó ante el juez Baltasar Garzón la querella contra los creadores de la base militar de Guantánamo, considera que la "doctrina Pumpido" sobre esta causa pone de relieve la "cadena de mando" entre el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, el Gobierno de España y la Fiscalía General del Estado, según señaló a Europa Press su abogado, Gonzalo Boyé.

El letrado vinculó las declaraciones del fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido, en las que se mostraba en contra de la admisión a trámite de la querella, que calificó de "fraudulenta", con las realizadas por el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, en las que apostaba por "mirar hacia delante y no al pasado" en relación con Guantánamo. "Se demuestra la cadena de mando entre Obama, España y Conde-Pumpido", dijo.

Tras señalar que numerosos medios de comunicación estadounidenses como 'The Daily Beast' han informado de la intención de la Fiscalía de la Audiencia Nacional de "imputar" a los seis miembros de la Administración Bush que idearon la base militar, Boyé se mostró convencido de que "el cambio de criterio" del Ministerio Público "deja a España como una república bananera".

En todo caso, confió en que Garzón admita a trámite la querella e impute a los altos cargos norteamericanos por los delitos de tortura y de privación del derecho a un juicio imparcial. "De esta forma, triunfará el Estado de Derecho frente a las actuaciones políticas", manifestó. "CARTA DE IMPUNIDAD"

El representente de los querellantes realizó estas manifestaciones después de que el fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido, señalara en los Desayunos Informativos de Europa Press que la querella es un "artificio jurídico" porque debería estar dirigida "contra los autores materiales y no contra los asesores o las decisiones ejecutivas de la Administración norteamericana".

"La nueva 'doctrina Pumpido' supondrá una carta de impunidad para todas las personas que asesoren sobre la comisión de actividades delictivas. Cuando alguien asesore en la comisión de algún delito tendrá que venir a España porque aquí gozará de absoluta impunidad", indicó.

En este contexto, se preguntó si la tesis del máximo responsable del Ministerio Público "se aplicará también a los casos de blanqueo de capitales". "El fiscal general se ha salido de tono una vez más. Cuando quiera imputarle un delito a alguien que lo piense antes", añadió.

Asimismo, el representante de la Asociación Dignidad de los Presos y Presas de España señaló que la tesis de Conde-Pumpido supone "un ultraje a la profesión de abogado", al tiempo que le acusó de "faltar a la verdad" al afirmar que su departamento quiere "defender a muerte el ejercicio de la jurisdicción universal". "¿Apoyó la jurisdicción universal en los casos de Pinochet, Guatemala, Tíbet o Israel?", le preguntó.