Repatrían a dos adolescentes colombianos de 14 y 15 años encontrados en Perú

  • Lima, 18 feb (EFE).- Dos adolescentes colombianos, que fueron encontrados por la policía en dos ciudades de Perú tras haber ingresado ilegalmente a éste país andino, fueron hoy entregados al cónsul de Colombia en Lima, para que sean repatriados.

Lima, 18 feb (EFE).- Dos adolescentes colombianos, que fueron encontrados por la policía en dos ciudades de Perú tras haber ingresado ilegalmente a éste país andino, fueron hoy entregados al cónsul de Colombia en Lima, para que sean repatriados.

Según la agencia estatal andina, se trata de dos jóvenes de 14 y 15 años naturales de Colombia, que ingresaron a Perú de manera ilegal y por motivos hasta el momento desconocidos.

El Programa Integral Nacional para el Bienestar Familiar (INABIF) peruano se encargó de los menores desde que fueron encontrados por la policía, así como de organizar los trámites para su repatriación.

"Los chicos ya cuentan con salida provisional y pasaportes, y hoy abordarían un vuelo de regreso a Colombia, donde se reencontrarán con sus familiares", refirió la directora ejecutiva de INABIF, Carmen Vásquez.

En septiembre del año pasado, J.M.M.P, de 14 años, fue encontrados caminando por las calles de la ciudad de Trujillo, 400 kilómetros al norte de Lima, sin que el menor pudiera dar detalles exactos a la policía de cómo ingresó ni quién lo trajo a Perú.

El adolescente reconoció que también había ingresado ilegalmente a Cuba y otros países de Suramérica, y que las autoridades migratorias no se preocupaban de pedirle los documentos de identificación necesarios.

En octubre de 2008, el menor J.A.B.B., de 15 años, fue igualmente encontrado cuando paseaba solo por una calle del barrio limeño de San Isidro.

Durante el interrogatorio policial no fue capaz de explicar los motivos de su estadía en Perú; sin embargo, ante los psicólogos de INABIF, el adolescente reconoció que tampoco era la primera vez que ingresaba indocumentado a un país.

Solo se conoce que su ingreso fue a través de Tacna, ciudad fronteriza con Chile, y que luego fue abandonado por los que lo trajeron.

El cónsul colombiano, Jairo Montes, afirmó que, una vez en suelo de su país, los jóvenes serán puestos de forma inmediata en contacto con sus padres y se iniciarán las investigaciones con el fin de descubrir por qué fueron llevados a Perú.