Un informe exime de culpa al ministro boliviano de Presidencia en un caso de contrabando

  • La Paz, 26 mar (EFE).- Una comisión parlamentaria controlada por el oficialismo en Bolivia exime al ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, de su presunta responsabilidad en un sonado caso de supuesto contrabando a Brasil, informaron hoy fuentes legislativas.

Un informe exime de culpa al ministro boliviano de Presidencia en un caso de contrabando

Un informe exime de culpa al ministro boliviano de Presidencia en un caso de contrabando

La Paz, 26 mar (EFE).- Una comisión parlamentaria controlada por el oficialismo en Bolivia exime al ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, de su presunta responsabilidad en un sonado caso de supuesto contrabando a Brasil, informaron hoy fuentes legislativas.

El presidente de la comisión que investigó la denuncia, el diputado Javier Zabaleta, de la fuerza Movimiento Sin Miedo, aliado del Gobierno de Evo Morales, confirmó hoy que las denuncias sobre la supuesta implicación de Quintana no ha sido probada.

Quintana, quien es considerado uno de los hombres fuertes del Gobierno de Evo Morales, fue acusado por el general Julio César López, ex jefe de Aduana, de haber propiciado en julio del año pasado que 33 camiones con mercancías pasaran de forma ilegal hacia Brasil.

Los camiones se encontraban detenidos por la policía en la región de Pando (norte), pero después los contrabandistas se los arrebataron a los pocos agentes que los custodiaban y se los llevaron a Brasil.

El Gobierno ha negado las acusaciones permanentemente e incluso el presidente Evo Morales ha planteado una demanda contra el diario La Prensa por haberlo relacionado con ese presunto caso de corrupción.

El informe preparado por Zabaleta, que ha sido criticado por la oposición, será puesto en los próximos días a consideración del pleno de la Cámara de Diputados, dominada por el oficialista Movimiento Al Socialismo (MAS), el partido de Morales.

El diputado insistió en declaraciones a varios medios que durante la investigación no se pudo probar la denuncia de López en sentido de que Quintana se reunió con los comerciantes en el Palacio de Gobierno para hablar del contrabando hacia Brasil.

No obstante, el informe de la comisión "recomienda" al jefe de Estado determinar si existió "una responsabilidad administrativa" en Quintana porque se reunió para analizar asuntos vinculados a temas de comercio.

Quintana explicó en su momento que el objetivo de esa reunión era intentar evitar un nuevo conflicto social en la zona, si bien rechazó haber negociado con los comerciantes el paso de los camiones.

El informe, en cambio, establece indicios de responsabilidades contra López por un presunto incumplimiento de deberes y conducta anti-económica porque, según la comisión, no actuó en su momento para denunciar el hecho de contrabando.

También acusa al gobernador de Pando, Rafael Bandeira, de "incumplimiento de deberes y denegación de auxilio" y al supuesto jefe de los contrabandistas, Jesús Chambi, de "desobediencia a la autoridad".

En declaraciones a la red Unitel, López lamentó hoy haber sido acusado de los delitos debido a que fue él quien denunció el caso y la presunta implicación del ministro Quintana.

"Yo fui denunciante, yo informé a la comisión de estos hechos de corrupción y fui a la comisión para decir la verdad, no para ser cómplice, ni mentir", dijo López en su defensa.

El informe también fue criticado por el diputado opositor Pablo Klinsky, de la fuerza Poder Democrático y Social (Podemos), quien dijo que el contrabando "se gestó desde el Palacio de Gobierno" y no se puede "liberar" de la responsabilidad a Quintana.