Absuelven a un hombre que pasó 22 años en el corredor de la muerte

NUEVA YORK, 13 (EUROPA PRESS)

Un hombre que pasó 22 años en el corredor de la muerte en una cárcel de Tennessee fue absuelto ayer de los cargos que se le imputaban, dos años después de que el Tribunal Supremo reconociese incoherencias en su condena, dictada en 1986.

La fiscalía pidió la retirada de todos los cargos contra Paul House y el juez especial Jon Blackwood aceptó la solicitud, por lo que desde ayer el acusado ha dejado de ser tal. De esta forma, House, que ya se encontraba en libertad previa fianza, no será ejecutado el próximo mes, como estaba previsto, por la violación y muerte de la joven Carolyn Muncey en 1985.

El caso de House, que actualmente padece esclerosis múltiple y precisa de una silla de ruedas para desplazarse, fue promovida por la asociación Innocence Project, cuyo co director, Peter Neufeld, celebró que por fin el hombre haya sido declarado "inocente" y reconoció las imprecisiones de la condena.

A su favor, House tenía la presentación de nuevas pruebas de ADN y de una investigación más exhaustiva, según informaciones de la CNN. Así, entre otras novedades, se pudo comprobar que ni el semen, ni las uñas, ni los cigarrillos encontrados en el lugar del crimen correspondían con los del condenado por los hechos.