Amnistía alerta de la inminente ejecución de dos iraníes por delitos cometidos cuando eran menores de edad

MADRID, 6 (EUROPA PRESS)

Las autoridades iraníes tienen previsto ejecutar de forma inminente a dos jóvenes que eran menores de edad en el momento en que cometieron los delitos por los que fueron condenados a muerte, según advirtió hoy Amnistía Internacional (AI), que ha denunciado que estas ejecuciones suponen un "desprecio absoluto del Derecho Internacional".

Las ejecuciones de Amir Khaleqi, de 20 años, y Safar Angooti, de 19, estaban previstas para esta pasada madrugada en la prisión de Evin, en Teherán, pero al parecer han sido aplazadas a última hora, según indicaron fuentes de la defensa. Hace seis días, las autoridades ahorcaron a la joven Delara Darabi, de 23 años, condenada por un delito que presuntamente había cometido cuando era menor de 18 años.

"El consenso internacional contra la ejecución de menores refleja el amplio reconocimiento de que, a causa de la inmadurez, la impulsividad, la vulnerabilidad y la capacidad de rehabilitación de estas personas, sus vidas no deben ser arrebatadas, por atroz que sea el delito del que se les declare culpables", manifestó la directora adjunta del Programa para Oriente Medio y el Norte de África de Amnistía Internacional, Hassiba Hadj Sahraoui.

"El que se haya fijado la fecha de estas ejecuciones tan sólo unos días después de la espantosa ejecución de Delara Darabi demuestra que las autoridades iraníes sienten un desprecio absoluto por el Derecho Internacional, que prohíbe de forma inequívoca la ejecución de personas condenadas por delitos que se cometieron cuando eran menores de 18años", prosiguió.

En la actualidad, en Irán hay condenadas a muerte al menos otras 135 personas que eran menores de 18 años en el momento del delito. Desde enero de 2009, Irán ha ejecutado al menos a dos personas por delitos presuntamente cometidos cuando eran menores de edad. Ningún otro país lo ha hecho desde 2007.

LOS CASOS

Según Mohamad Mostafaie, abogado de los dos jóvenes, Amir Khaleqi mató a un hombre durante una pelea cuando estaba borracho. Amir no recuerda cómo sucedieron los hechos, pero tenía tantos remordimientos que se entregó él mismo a la Policía. Tenía 16 años. Finalmente fue declarado culpable, pese a que el tribunal tuvo en cuenta que estaba ebrio en el momento de los hechos y que era menor de edad. El presidente de la judicatura concedió en febrero a Amir una suspensión de dos meses de la ejecución, que ya ha expirado, por lo que la ejecución estaba prevista para hoy.

Safar Angooti fue declarado culpable de asesinato a los 17 años. Según el periódico 'Etemad', en abril de 2008 apuñaló a un pretendiente rival que estaba hablando con la muchacha que a él le gustaba y fue condenado a muerte. Safar reconoció que había matado al hombre, pero aseguró que no lo había hecho de forma intencionada.

Según los informes, el propio abogado, Mohamad Mostafaie, fue detenido ayer cuando salía de una reunión con el portavoz de la judicatura, Ali Reza Jamshidi, en la que trató de que se detuvieran las ejecuciones. Quedó en libertad unas horas después. Al parecer, el aplazamiento de las ejecuciones ha sido ordenado por el presidente de la judicatura, el ayatolá Mahmud Hashemi Shahrudi.

La organización ha instado a las autoridades iraníes a adoptar nueva legislación queprohíba, de una vez por todas, la ejecución de menores, incluidos los condenados porasesinato (qisas). La ejecución de Delara Darabi y la perspectiva de estas dos nuevasmuertes ponen de manifiesto una vez más la necesidad imperiosa de dichalegislación.

La secretaria general de Amnistía Internacional, Irene Khan, depositará hoy lirios blancos ante la Embajada iraní en Londres como protesta por la ejecución de Delara Darabi y de otros menores en Irán. Asimismo, la sección española de Amnistía Internacional ha puesto en marcha una ciberacción urgente a través de la web www.actuaconaministia.org para paralizar la ejecución inminente de estos menores y ya ha conseguido las firmas de 160.00 personas.