Aplazan en el último minuto la deportación a Alemania de John Demjanjuk

  • Washington, 14 abr (EFE).- Un tribunal estadounidense aplazó hoy la deportación a Alemania de John Demjanjuk, sospechoso de complicidad en los asesinatos de 29.000 judíos en la Polonia nazi, horas después de que fuera detenido por la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE).

Aplazan en el último minuto la deportación a Alemania de John Demjanjuk

Aplazan en el último minuto la deportación a Alemania de John Demjanjuk

Washington, 14 abr (EFE).- Un tribunal estadounidense aplazó hoy la deportación a Alemania de John Demjanjuk, sospechoso de complicidad en los asesinatos de 29.000 judíos en la Polonia nazi, horas después de que fuera detenido por la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE).

Demjanjuk, de 89 años y de origen ucranio, fue detenido hoy en su casa de Cleveland (Ohio), de donde los agentes de la ICE tuvieron que sacarle en silla de ruedas, debido a su delicado estado de salud.

Apenas seis horas después de su detención, Demjankuk debía embarcar en un avión rumbo a Munich, para enfrentarse a los cargos de los que le acusan las autoridades alemanas.

Sin embargo, antes de que se cumpliera ese plazo, un tribunal federal de Cincinati paralizó la orden de deportación, en respuesta a la apelación del hijo de Demjanjuk, que alegó que la extradición de su padre constituiría "tortura" dados sus problemas de salud.

Según su abogado, el acusado sufre disfunción renal crónica y varios desórdenes sanguíneos.

En caso de viajar finalmente a Alemania se enfrentará a cargos relacionados con el genocidio de judíos que tuvo lugar en 1943 en el campo de concentración de Sobibor, en el que trabajó como guardia cuando tenía 23 años.

En ese campo había un guardián que era conocido como "Iván el terrible" por su crueldad y algunos sobrevivientes dijeron que se trataba de Demjanjuk, pero cuando fue juzgado en Israel el tribunal consideró que no había pruebas suficientes de que fueran la misma persona.

Demjanjuk ha rechazado las acusaciones en varias ocasiones y ha asegurado que los alemanes le retuvieron en el campo como prisionero de guerra soviético.

El ucraniano, que obtuvo la ciudadanía estadounidense tras la Segunda Guerra Mundial, lleva más de dos décadas enfrentándose a este tipo de acusaciones.

Fue condenado a muerte en Israel en 1977, salvado por un tribunal de apelación y devuelto a Estados Unidos, donde fue juzgado de nuevo en 1999 y despojado de la ciudadanía.

En 2005, otro tribunal estadounidense ordenó su deportación, aunque ningún país lo había aceptado hasta este año.