El ex jefe paramilitar Diego Murillo, "Don Berna", es condenado a 31 años de cárcel en EE.UU.

  • Nueva York, 22 abr (EFE).- El colombiano Diego Fernando Murillo, conocido como "Don Berna" y ex jefe paramilitar de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) , fue condenado hoy a más de 31 años de prisión y 4 millones de dólares de multa por tráfico de drogas.

El ex jefe paramilitar Diego Murillo, "Don Berna", es condenado a 31 años de cárcel en EE.UU.

El ex jefe paramilitar Diego Murillo, "Don Berna", es condenado a 31 años de cárcel en EE.UU.

Nueva York, 22 abr (EFE).- El colombiano Diego Fernando Murillo, conocido como "Don Berna" y ex jefe paramilitar de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) , fue condenado hoy a más de 31 años de prisión y 4 millones de dólares de multa por tráfico de drogas.

El fiscal en funciones del Distrito Sur de Manhattan, Leve Dassin, informó hoy de que "Don Berna" fue condenado a 375 meses de prisión por conspirar para importar toneladas de cocaína a Estados Unidos, al tiempo que deberá pagar 4 millones de dólares.

Extraditado hace un año a Estados Unidos, Murillo ya se declaró el pasado junio culpable de los cargos que se le imputaban en Nueva York.

A través de un comunicado, el fiscal relató que "para financiar sus actividades paramilitares terroristas y enriquecer a sus líderes, las AUC están implicadas en el tráfico de drogas y son responsables de la importación por mar de toneladas de cocaína a EE.UU. desde Colombia, tanto directamente como por terceros países".

"Murillo tenía el cargo de inspector general de las AUC, pero en realidad era el líder de la organización y estaba encargado de sus actividades de narcotráfico, incluido todo el transporte de cocaína y las operaciones financieras", añadió el fiscal.

Además, aseguró que mantenía su poder en las AUC -considerada una organización terrorista por Estados Unidos- en parte gracias a lo que conseguía del tráfico de cocaína.

Según la Fiscalía, el tráfico de cocaína de las AUC a Estados Unidos generaba millones de dólares en Nueva York y otras ciudades del país.

"Por orden de gente que trabajaba bajo el mando de Murillo esas cantidades se mentían en bolsas y se intercambiaban en lugares previamente acordados para permitir la repatriación de ese dinero a Colombia", explicó Dassin.

En su opinión, "la sentencia de hoy supone el final de una carrera delictiva que ha causado incalculables daños a Colombia y a Estados Unidos".

En ese mismo sentido, se pronunció hoy la directora en funciones de la Agencia Antidrogas estadounidense (DEA), Michele Leonhart, quien afirmó en un comunicado que la sentencia "ayuda a poner fin a un cruento capítulo de la historia de Colombia".

"Esta infame personalidad de la droga ahora será encerrado en una prisión estadounidense y no podrá volver a aterrorizar a los colombianos o continuar con su comercio mortal", agregó.

Murillo fue extraditado a EE.UU. junto a otros catorce líderes para militares en mayo de 2008 y, a cambio, las autoridades estadounidenses se habían comprometido a no pedir para él la prisión de por vida, pero sí una sentencia que le dejara en la cárcel entre 27 y 33 años.