El Gobernador de Florida firma la orden para ejecutar a dos condenados a muerte

  • Miami (EE.UU.), 20 abr (EFE).- Dos prisioneros de Florida (EE.UU.) condenados a muerte en casos separados serán ejecutados el próximo mayo mediante la inyección letal, informó hoy la Gobernación del estado.

El Gobernador de Florida firma la orden para ejecutar a dos condenados a muerte

El Gobernador de Florida firma la orden para ejecutar a dos condenados a muerte

Miami (EE.UU.), 20 abr (EFE).- Dos prisioneros de Florida (EE.UU.) condenados a muerte en casos separados serán ejecutados el próximo mayo mediante la inyección letal, informó hoy la Gobernación del estado.

John Richard Marek, de 47 años, recibirá el coctel mortal el 13 de mayo a las 23.00 GMT por el secuestro, violación y asesinato de Adella Marie Simmons, en 1983, según la orden firmada por el gobernador Charlie Crist.

Simmons, junto a una amiga, conducía por una carretera del condado de Broward, al norte de Miami, cuando su automóvil sufrió un desperfecto y en ese momento Marek se detuvo y le ofreció llevarla hasta una estación de gasolina.

Marek viajaba con Raymond Wigley, ambos llevaron a Simmons a una playa donde la violaron repetidamente y después fue estrangulada con un pañuelo.

El gobernador también firmó la orden de ejecución de David Eugene Johnston, de 49 años, por el asesinato de Mary Hammond, de 84 años de edad, en Orlando, en el centro de Florida.

La ejecución de Johnston está prevista para el próximo 27 de mayo, a las 23.00 GMT, mediante la inyección letal.

El reo ingresó a la casa de la víctima cuando esta se disponía a ir a la cama, la apuñaló tres veces en el cuello y dos veces en la parte superior del pecho con un cuchillo, y después la estranguló.

Johnston luego llamó a la policía, identificándose con otro nombre, y notificó que había encontrado el cadáver de su abuela, pero no tenía ningún vínculo familiar con la víctima, de acuerdo con el documento judicial del caso.

"Este tribunal no tiene duda de que la víctima tenía terror y experimentó un considerable dolor por los numerosos ataques del acusado", se indicó en el documento de la sentencia a muerte.

El prisionero, que dijo a agentes que había ingerido alcohol y pastillas de LSD la noche del crimen, sufrió abuso psicológico y físico, además de ser violado por su padre cuando niño, de acuerdo con el testimonio de su madrastra.

Marek y Johnston se convertirían en el segundo y tercer prisionero, respectivamente, en ser ejecutados en Florida en lo que va de año.

El pasado 2 de febrero Florida ejecutó a Wayne Tompkins, de 51 años, por estrangular en 1983 a una adolescente de 15 años.