El hermano del ex soldado condenado por violar a una niña iraquí y matar a su familia pide disculpas

Asegura que la guerra le cambió y cree que es "imposible" juzgar los actos de personas que están luchando en un conflicto así

NUEVA YORK, 22 (EUROPA PRESS)

El hermano del ex soldado estadounidense Steven Green, condenado ayer a cadena perpetua por la violación de una niña iraquí de 14 años y por el asesinato de ésta y sus padres y hermana, pidió hoy disculpas a los parientes de esta familia después de conocer la sentencia.

A principios de este mes, Green fue hallado culpable por un tribunal norteamericano de la violación de la menor, así como de su asesinato y el de sus padres y su hermana de seis años, pero finalmente ha conseguido eludir la pena de muerte debido a que el jurado no consiguió llegar a una decisión unánime al respecto.

En declaraciones recogidas por la CNN, el hermano del ex soldado, Doug Green, se mostró "aliviado" por la sentencia, ya que consideró que es "lo mejor que se podía conseguir", tras lo cual pidió disculpas a los familiares.

Durante el juicio, algunos de los parientes de la familia iraquí asesinada dieron estremecedores testimonios sobre cómo los crímenes, ocurridos en 2006, todavía les siguen persiguiendo. Algunos aseguraron que sus vidas han quedado arruinadas y que habría sido mejor que les hubieran matado también.

"Nuestros corazones y oraciones están con ustedes. Lo sentimos. Lo sentimos. Esto ha sido duro para todos. No sólo para mi familia, sino para los iraquíes", señaló el hermano del ex soldado tras conocerse la sentencia por los crímenes, que ocurrieron en la localidad de Yusufiya, situada muy cerca de Bagdad.

"TRASTORNOS DE PERSONALIDAD"

Steven Green ha sido juzgado por un tribunal civil debido a que fue expulsado del Ejército por "trastornos de personalidad" cuando los hechos salieron a la luz. Ha sido el último de los cuatro soldados condenados por estos crímenes. Los otros tres fueron juzgados y condenados por un tribunal militar a sentencias que van desde los 27 meses a los 110 años de prisión.

Según la acusación, mientras los otros tres soldados estadounidenses se turnaban para violar a la niña de 14 años, Abeer al Janabi, Green llevó a sus padres y su hermana de 6 años a otro cuarto, donde les ejecutó. Luego violó él mismo a la adolescente y la mató. Los fiscales denunciaron que el soldado era el cabecilla de una pandilla de soldados que planearon los crímenes y que luego se mofaron de ello.

Por su parte, los abogados de Steven Green le describieron como una víctima del estrés de la guerra que padeció una dura infancia y que se vio atrapado en la zona de combate del 'Triángulo de la Muerte', al sur de Bagdad, donde vio morir a sus compañeros. Además, afirmaron que Green se volvió incapaz de distinguir a un aliado de un enemigo.

Doug Green se mostró de acuerdo y aseguró que la guerra cambió a su hermano. "Creo que para todos nosotros es difícil ponernos en su lugar. A menos que hayas estado en Irak y luchado en esa guerra, o luchado en cualquier guerra, es imposible saber por lo que están pasando e imposible juzgarles".