Un ex soldado de EEUU es hallado culpable de la violación y asesinato de una niña iraquí de 14 años

MAHMUDIYA (IRAK), 8 (Reuters/EP)

Un ex soldado estadounidense, Steve Green, podría enfrentarse a la pena de muerte después de haber sido encontrado culpable de violar a una niña iraquí de 14 años y matarla junto a su familia. Green fue condenado ayer por un tribunal civil en el estado norteamericano de Kentucky y su sentencia se dará a conocer el próximo lunes.

Después de más de diez horas de deliberaciones, un jurado encontró a Green culpable de obstrucción a la Justicia y de la violación y asesinato de Abeer Qassim Hamza al Janabi y de su familia en Mahmudiya, situada a 30 kilómetros al sur de Bagdad, en 2006.

Green fue juzgado como civil tras ser arrestado una vez que fue puesto en libertad por el Ejército estadounidense a finales de 2006 por "desórdenes en la personalidad". "De todas formas, esto es un acto criminal, sólo esperamos que el tribunal le sentencie para que se haga justicia y se cambie la imagen de los americanos", señaló la tía de la víctima, Karim Janabi.

El juicio contó con los testimonios de los antiguos compañeros de Green, quienes detallaron el asalto, uno de los varios incidentes que han implicado a los soldados americanos con los civiles iraquíes. "Decidieron que este criminal es culpable, pero no esperamos que sea ejecutado. Sólo si es ejecutado, significará que los tribunales americanos son justos", señaló otro familiar, Yusuf Mohamed Janabi.

Green, que contaba 19 años en el momento del crimen, fue descrito como el hombre que lideró al grupo de cinco hombres, que vistió una vestimenta negra y que, después de disparar contra su padre, su madre y su hermana de seis años, violó a Al Janabi y después disparó contra ella y quemó su cadáver.

Uno de los soldados implicados, James Barker, declaró a los investigadores que los soldados estaban bebiendo whisky, jugando a las cartas y golpeando pelotas de golf cuando Green tuvo la idea de ir hasta la casa de Al Janabi, situada cerca del puesto de control donde estaban estacionados, para violar a la niña. Barker describió a Green como persistente, informa la CNN. Los soldados entonces se vistieron con prendas oscuras y cubrieron sus caras con máscaras antes de ir hasta la casa, según los investigadores.

PREDISPUESTO A MATAR IRAQUÍES

Green, procedente del estado norteamericano de Texas, fue descrito por los fiscales como una persona predispuesta a matar a iraquíes. El veredicto de culpabilidad podría ayudar a mejorar las dañadas relaciones entre Irak y Estados Unidos por crímenes como este.

"Cuando las tropas americanas llegaron a Irak, creímos que venían para proteger al pueblo iraquí, y entonces vimos actos como estos", señaló un residente de Mahmudiya, Juwad Qadim Husein. "Algunos militares estadounidenses ayudan a los iraquíes dándoles medicamentos y ayuda pero, claramente, otros no nos respetan y matan al pueblo de Irak", añadió.

Otro de los familiares de las víctimas, Sawsen Najim al Janabi, declaró que los tribunales han empleado demasiado tiempo en condenarle. "Deberían haber decidido que era culpable al principio porque esto ha sido un crimen de una forma clara", aseguró.

El año pasado, el soldado estadounidense Jesse Spielman fue condenado a una sentencia de 110 años acusado de asesinato, conspiración para cometer violación, violación y entrada de forma ilegal en un domicilio para intentar cometer violación. Otros tres soldados acusados en el mismo caso fueron condenados a sentencias que oscilaron entre los 27 meses y los 100 años, informa la CNN.